x

Cómo hacer una calcomanía con una impresora doméstica

Por estefanía mac ; última actualización 26/12/2019

Hacer una calcomanía en casa con tu impresora te ayuda a ahorrar, te da la posibilidad de hacer tus propios diseños, y te permite imprimir la cantidad que quieras.

Hacer una calcomanía en casa con tu propia impresora no solo te ayuda a ahorrar, sino que también te brinda la posibilidad de hacer tus propios diseños a la vez que te permite imprimir la cantidad exacta que necesitas.

Contrario a lo que podrías pensar, para hacer tus propias calcomanías no te hará falta una impresora especial, ya que una impresora de inyección de tinta, como cualquiera que se encuentra regularmente en casa, te bastará. Sin embargo, tienes que planificarte para evitar el desperdicio de tinta y de papel.

Pero si lo que quieres es imprimir calcomanías en grandes cantidades (digamos, decenas o cientos) usando la impresora que tienes en casa, lo más recomendable es que revises la documentación de tu impresora para ver cuántos cartuchos necesitarás, ya que el costo de la tinta puede elevar los precios y hacer que te salga más barato comprar las calcomanías ya hechas.

Primer paso: Compra el papel adhesivo

Tienes que asegurarte de adquirir un papel adhesivo de buena calidad. Puedes conseguir este tipo de papel en páginas como Amazon o eBay, así como en la mayoría de papelerías o tiendas de artículos de oficina. Por lo general, este papel viene en hojas de tamaño carta, y lo más común es que se venda en paquetes de 50.

Te puede interesar: ¿Qué es el papel fotográfico mate?

Segundo paso: Diseña la calcomanía

Para diseñar una calcomanía puedes usar cualquier programa, así que utilizada aquel con el que estés más familiarizado. Puedes usar un programa de edición de fotos como Photoshop o GIMP, un procesador de textos como Microsoft Word, o cualquier otro software que te permita escribir texto y agregar imágenes, como Microsoft PowerPoint.

Ahora bien, cómo vas a utilizar una impresora doméstica, debes diseñar la calcomanía en un documento estándar de tamaño carta. Si deseas hacer varias calcomanías, maximiza el uso de papel organizándolas en una sola página, ya que así te aseguras también de que haya suficiente espacio entre cada una para que puedas cortarlas.

Consejo: Ten en cuenta los colores del diseño

Esto es algo a lo que le debes prestar especial atención, ya que el uso intensivo de un color determinado puede afectar el suministro de tinta de la impresora. Por ejemplo, si tu diseño es completamente azul, la tinta de este color se agotará más rápido que el de los otros, especialmente si imprimes docenas de calcomanías.

Tercer paso: Imprime una página de prueba

Para asegurarte de que la calcomanía tendrá el diseño que deseas, imprime primero una página de prueba con papel normal. El papel para calcomanías puede llegar a costar alrededor de 20 centavos por hoja, por lo que es una buena idea usar papel normal en las pruebas hasta que estés seguro de que tu diseño sale como quieres. Por ejemplo, si no estás seguro de qué lado está arriba y cuál está abajo, haz una marca en un lado del papel antes de insertarlo en la impresora. Cuando salga, mira la marca y sabrás en qué forma colocar el papel adhesivo.

Te puede interesar: Cómo hacer tarjetas de visita para imprimir gratis en línea

Cuarto paso: Pon el papel adhesivo en la impresora

Una vez que el diseño esté listo y las pruebas te hayan satisfecho, es hora de imprimir. Inserta una hoja de papel de calcomanía a la vez, ya que debido a que este es más grueso que el normal normal, es posible que se atasque si pones más de uno al mismo tiempo. Ahora bien, tienes que asegurarte también de que la hoja esté completamente plana, sin pliegues ni arrugas. Una esquina doblada, por ejemplo, puede causar un atasco en la impresora.

Quinto paso: Deja secar las calcomanías

Una vez que la calcomanía haya sido impresa, retira la hoja de la impresora sin tocar la cara donde está la impresión. Luego, colócala sobre una superficie plana y déjala allí hasta que se seque completamente. A diferencia de una impresión de texto en papel común, en el caso de las calcomanías se utiliza mucha tinta, por lo que esta puede tardar varios minutos en secarse.

Último paso: Corta las calcomanías

Para hacerlo, puedes utilizar un cortador, un bisturí o unas tijeras, así que usa la herramienta con la que te sientas más cómodo. Una vez que todo esté listo, retira el papel de respaldo de la calcomanía y pégala donde quieras.