Cómo verificar si la pantalla de tu portátil está dañada

Verifica si la pantalla de tu portátil está dañada.
Por contributor

Paso 1

Identifica los síntomas. Examina cuidadosamente cuándo, dónde y cómo ocurren. Los intentos por reparar la pantalla podrían ser una pérdida de tiempo y dinero si el problema no se ha identificado correctamente. Si el problema es causado por un software, un simple reinicio del sistema podría solucionarlo. Asegúrate de que el problema es recurrente antes de asumir que requiere una reparación.


Paso 2

Prueba los síntomas bajo diversas condiciones para ver si son consistentes. Por ejemplo, la pantalla de una portátil que se vuelve negra simplemente podría estar apagada debido a la configuración de la característica de ahorro de energía. Defectos visuales, tamaño incorrecto y parpadeo podrían ser atribuidos a un controlador de pantalla dañado. Algunas cosas para tratar son arrancar en modo seguro (presiona F8 en el arranque del sistema), actualizar los controladores de video y ajustar físicamente la pantalla.


Paso 3

Comprueba si hay daños físicos. Si la pantalla está quebrada o muestra algún signo de daño, es bastante seguro decir que esta es la causa. El siguiente paso es averiguar si el reemplazo de la pantalla arreglará el inconveniente, o si el problema es más profundo que eso. Un inversor dañado puede causar síntomas similares a los de una pantalla quebrada. La única forma de saberlo es reemplazar una de estas partes y ver si se resuelve el problema.


Paso 4

Conecta la portátil a un monitor externo. Esta es una forma para comprobar si el problema está relacionado con el hardware o el software. La pantalla por lo general aparecerá sobre el segundo monitor sin ninguna configuración adicional. Si no lo hace, tendrás que averiguar si los controladores de video tienen esa capacidad. La característica a buscar son las propiedades "clonar" o "pantalla dual".


Paso 5

Reemplaza la unidad de procesamiento gráfico (GPU, por sus siglas en inglés). Las portátiles fabricadas en los últimos dos años se están fabricando con GPU de tamaño de escritorio que se pueden reemplazar o actualizar. Por desgracia, en las computadoras más antiguas esto es imposible debido a que la tarjeta gráfica está pegada a la placa madre y no se puede reemplazar. En este caso, es posible que seas capaz de encontrar un reemplazo usado desde un mercado o subasta en línea.