Cómo vender tus cintas VHS usadas

Puedes tratar de vender tus viejas cintas VHS.
Por robert vaux

Paso 1

Reúne tus cintas VHS usadas en un solo lugar y realiza un inventario de las mismas. Comprueba las cintas en sí mismas para ver en qué estado se encuentran, y revisa las cubiertas en busca de desgarros, arañazos, decoloraciones o manchas de agua. Haz una lista de todas las películas de tu colección y toma nota de cualquier daño específico que pueda tener cada una.


Paso 2

Marca las cintas VHS de tu colección que puedan ser raras o poco comunes. Las películas extranjeras, los clásicos de culto difíciles de encontrar y las películas que aún no están disponibles en DVD pueden valer más que el resto. Por otra parte, los títulos populares como Jurassic Park (Parque Jurásico) o Back to the Future (Regreso al futuro) (cualquier éxito de taquilla de la década de 1980 o 1990) probablemente no valgan demasiado.


Paso 3

Ponte en contacto con una tienda local de música o video y pregúntales si compran cintas VHS usadas. Las grandes cadenas, probablemente no lo hagan, pero en las tiendas pequeñas y las que poseen una clientela "indie" o independiente (como Amoeba Records en California; ver Recursos más adelante) a veces compran películas y discos en un formato obsoleto. Comprueba en los barrios ubicados alrededor de cualquier colegio o universidad cercanos. Es más probable que haya en ellos una tienda de música "indie", que un centro comercial suburbano o un centro comercial.


Paso 4

Configura una cuenta en eBay y ofrece tus cintas VHS a la venta. Los clientes de todo el mundo hacen ofertas por los artículos a través de eBay, lo que aumenta el grupo de potenciales compradores y hace que sea más fácil conseguir un precio decente de venta por tus cintas. eBay también ofrece un servicio especial, llamado Half.com, que se especializa en cintas VHS usadas (Ver Recursos más adelante).


Paso 5

Ponte en contacto con los lugares de intercambio locales o mercados de pulgas y trata de conseguir un lugar para vender tus cintas de forma directa. El costo de inscripción es mínimo y los cazadores de gangas acuden a locales de intercambio y se reúnen en forma regular. Puede ser probable que vendas tus cintas VHS con las cubiertas dañadas en ése lugar, lo cual es más difícil en una tienda de video o en un sitio de subastas en línea.