x

Cómo utilizar una unidad E-SATA

Por michael hintz

La interfaz E-SATA (External Serial Advanced Technology Attachment) proporciona una mejora sobre la tecnología SATA que hace que los dispositivos externos de almacenamiento sean más fáciles y rápidos de usar. A diferencia de un disco duro externo USB o Firewire, una unidad equipada con E-SATA no necesita convertir los datos desde el disco duro hacia una señal USB o Firewire, lo que acelera considerablemente la conexión y la transferencia de datos. Su utilización es tan simple como usar una unidad USB o FireWire, siempre y cuando el equipo con el que se la va a conectar tenga disponibilidad con un puerto E-SATA.

Encuentra el puerto E-SATA en tu computadora y en el disco duro externo. Los puertos están situados generalmente en la parte delantera o en los paneles laterales de una computadora portátil o en el panel frontal de una computadora de escritorio.

Conecta el cable E-SATA que viene con tu unidad al puerto de la misma, y a continuación, conecta el otro extremo del cable al puerto E-SATA de tu computadora.

Enciende la unidad E-SATA mientras la computadora a la que está conectada está también encendida para establecer una conexión entre ambas. El sistema operativo de tu computadora debería detectar automáticamente y configurar la unidad para que puedas acceder a ella.

Accede a la unidad desde "Mi PC" y haz doble clic en ella. Esto abrirá la unidad de modo que puedas utilizarla para almacenar datos.

Desconecta la unidad una vez que hayas terminado de transferir datos desde o hacia ella. Apágala y desconecta el cable SATA de la computadora.