Cómo utilizar un núcleo de ferrita (En 4 Pasos)

Por david lipscomb
Los núcleos de ferrita se utilizan para bloquear interferencias destuctivas en un cable de alimentación o de interconexión.
electronics image by Stanisa Martinovic from Fotolia.com

Los núcleos de ferrita son pequeñas piezas de hierro semi-magnéticas encerradas en una caja de plástico a presión. Diseñadas para caber alrededor de cables de alimentación e interconexiones, bloquean la interferencia electromagnética y la información no deseada de alta frecuencia. Dado que los escudos de ferrita a menudo pueden afectar estas frecuencias en el dominio analógico, se utilizan generalmente para cables digitales y de alimentación, donde la manipulación de frecuencia no es audible. Los núcleos de ferrita se han utilizado durante años en la ingeniería, la informática y la electrónica.

Paso 1

Abre el núcleo de ferrita soltando los pestillos del conector. El núcleo se abrirá, revelando una superficie cóncava.

Paso 2

Coloca el cable en el canal, generalmente a no más de 2 a 3 pulgadas (5 a 7 cm) del conector. Puede que tengas que ir ajustando la ubicación final en función de la eficacia que tenga la reducción de las altas frecuencias.

Paso 3

Enrolla el cable 1 ó 2 veces más alrededor y a través del núcleo. Esto ayuda a "sujetar" el núcleo en su lugar y puede ser necesario en circunstancias donde la interferencia es muy fuerte.

Paso 4

Cierra el núcleo y une de nuevo las dos mitades.