Trucos para simplificar tus búsquedas en Google

Mientras más trucos sepas sobre cómo buscar, resultados más eficientes obtendrás.
Por pablo gowezniansky

Historial web

El historial de Google te facilitará acceder a resultados a los que ya hayas accedido.

Si estás intentando buscar una página a la que ya has accedido, puedes ingresar a www.google.com/history. Te pedirá que confirmes la contraseña de tu cuenta de Google; una vez hayas accedido, estarás dentro del territorio de todo el historial que has navegado a través del buscador. Allí podrás hacer una búsqueda más eficiente, ya que sólo estarás buscando dentro de las páginas a las que has accedido. Y eso simplificará que puedas encontrar la página en cuestión.


Hazlo fácil

El lema de Google es "no te compliques".

Google tiene un lema muy concreto: "no te compliques". Esto quiere decir que hagas búsquedas sencillas. Comienza por una palabra básica o por escribir sencillamente el lugar. Pon la ubicación específica, el nombre de la ciudad o el código postal. Lo sencillo es la manera más probable de tener éxito en la gran mayoría de tus búsquedas a través del buscador. Por eso, tal como dice Google: no te compliques a menos que sea estrictamente necesario.


Olvida la ortografía

Google funciona a través de un corrector ortográfico que utiliza la ortografía más común de una palabra.

Google funciona a través de un corrector ortográfico que utiliza la ortografía más común de una palabra, ya sea que la hayas escrito de forma correcta o no. Por lo tanto, si la ortografía no es tu fuerte y quieres simplificar tus resultados en Google, no será necesario que hagas una primera búsqueda para descubrir la manera correcta de escribir la palabra. Ponla como pienses que es y Google hará el resto. Esto se aplica también a cuando haces una búsqueda en un idioma extranjero. El buscador de Google está pensado de forma genérica y no considera que todas las personas tienen una ortografía impecable; por eso mismo, está orientado a facilitarte tus procesos de búsqueda, ya sea que escribas de manera correcta o no.


Palabras adecuadas para Internet

Adapta tu manera de pensar a la forma en que se encuentra catalogado el conocimiento en la Web.

Hay algunos formatos de búsqueda que facilitarán que encuentres las páginas adecuadas. En lugar de escribir "quiero ir al parque", tienes que buscar "parque" y la zona en la que te encuentras, ya que así se hallarás los listados de los parques en las páginas web. Tienes que adaptar tu manera de pensar a la forma en que se encuentra el conocimiento catalogado en Internet. Si estás buscando síntomas sobre el dolor de estómago, tendrás que escribir "dolor de estómago" y no "me molesta el estómago", ya que así estará listado este problema en las páginas sobre medicina.


Busca una frase exacta

Cuando utilizas las comillas, Google comprende que estás buscando una frase exacta.

Si estás pensando en la letra de una canción y quieres saber el nombre de la canción, con escribir una porción del tema lograrás encontrar su nombre. Sea el caso que te convoque, cuando utilizas las comillas para encerrar una frase, Google comprende que estás buscando esa frase exacta. Por ejemplo si buscas: "el corazón es un músculo sano pero necesita acción", Google inmediatamente te traerá información sobre el tema de Andrés Calamaro que tiene esa frase dentro de su letra.


Haz uso de palabras descriptivas

Mientras más preciso sea el término que elijas, más fácil será que encuentres lo que busques.

Considera que mientras más específico sea lo que busques, más te acercarás al resultado al que intentas llegar. En ocasiones no tienes que simplificar, sino ser lo más descriptivo que puedas dentro de la búsqueda que estás realizando. Si estás buscando un ringtone para el celular, no escribas "música celular"; la palabra "ringtone" es mucho más precisa. Si estás buscando una "aplicación", no escribas "programa" o "software". Mientras más preciso sea el término, más fácilmente accederás a resultados eficientes.