Cómo tomar imágenes profesionales con una Sony A200

Cómo tomar imágenes profesionales con una Sony A200.
Por nick miles

Paso 1

Enfoca tus disparos. La principal causa de una mala imagen es el enfoque. Las imágenes desenfocadas aparezcan suaves y difusa, no importa lo buena que sea la iluminación o el ángulo creativo. Ajusta el enfoque automático seleccionando el interruptor de enfoque a "AF" y pulsando el disparador hasta la mitad. Para un enfoque más selectivo, ajusta el interruptor de enfoque a "MF" y mueve el anillo de enfoque para enfocar el sujeto.


Paso 2

Evite el uso excesivo del flash de la cámara ya que las luces de flash crean destellos frontales en el sujeto, iluminando por completo y creando una imagen plana. Para imágenes más dinámicas, usa la luz disponible en la habitación. Si trabajas con poca luz, presiona el botón ISO y aumenta el ISO. Si prefieres utilizar el flash, la A200 cuenta con una zapata para un flash portátil que te permite tomar fotografías más profesionales al tener un mayor control de la intensidad y la dirección de la luz.


Paso 3

Ajusta la exposición para controlar la cantidad de luz que capturas. Ajusta el dial de modos a "M" y el valor de exposición. Si estás al aire libre y la escena es demasiado brillante, ajusta la exposición para permitir que entre menos luz a través de la lente. Si te encuentras en una situación de poca luz, es posible que desees ajustar la exposición para que entre más luz viene a través de la lente, capturando más detalles en zonas más oscuras.


Paso 4

Llene su marco. Si tomas a un solo sujeto en medio de tu composición, la imagen aparecerá plana. Llena el fondo y el primer plano con otros elementos para hacer que parezca más dinámica. Una buena regla a seguir es "plano dominante, fondo relacionado". Esto proporciona al espectador un punto inmediato de entrada en la fotografía, y la información de fondo le da profundidad a la imagen.


Paso 5

Dispara con ángulos creativos. Cualquier persona puede tomar a un sujeto encuadrado en el centro de la composición, así que puedes tomar ángulos que sean diferentes y únicos. Si estás al aire libre, utiliza el ambiente que te rodea. Dispara a través de ramas de los árboles o desde ángulos altos o bajos. Experimenta con diferentes cosas para lograr nuevos resultados. Las cámaras digitales eliminan la excusa de no tomar demasiadas fotografías por los costes de procesamiento. La única preocupación hoy en día es el tamaño de la tarjeta de memoria y la cantidad de imágenes que llevará. Recuerda que cuantas más fotografías tomes, más desarrollarás tu ojo fotográfico.