Cómo hacer una tabla de datos

Cómo hacer una tabla de datos.
Por margo dill

Paso 1

Comienza con un título. El título debe ser específico y decir de qué se trata la tabla de datos. Por ejemplo, si tienes una encuesta sobre los hábitos de ejercicios de los adolescentes, tu título para la tabla podría ser algo así: "Resultados de la encuesta de hábitos de ejercicios de los adolescentes de la Secundaria Lindbergh". Puedes tener subtítulos para cada pregunta de la encuesta, como "Número de minutos que cada adolescente pasa ejercitándose por día". Si estás haciendo un experimento, podrías tener subtítulos para cada parte del mismo. Pero también necesitas un título general.


Paso 2

Dibuja tu tabla usando una regla. Si usas un programa de computadora, como Microsoft Word, inserta una tabla en el documento. Antes de dibujar una tabla o insertar una, calcula cuántas columnas y filas necesitarás. En el ejemplo previo, ¿cuántos estudiantes participaron de la encuesta? ¿Listarás cada uno de sus nombres aparte para registrar los datos? Esto determinará cuántas filas necesitas en tu tabla. Las columnas estarán determinadas por la pregunta que hiciste. Por ejemplo, si preguntaste cuántos minutos de ejercicios tienen por cada día a la semana, necesitarás 7 columnas; una para cada día.


Paso 3

Denomina tus filas y columnas con lo que significa la información, como lo harías con un gráfico. Es importante que alguien que no está familiarizado con tu encuesta pueda leer tu tabla de datos fácilmente. ¿Qué significan los nombres? Son los adolescentes que asisten a la Secundaria Lindbergh. ¿Los números en la tabla son la cantidad de minutos que algunos adolescentes usan para ejercitarse, o los números son horas? Incluso si sientes que la tabla de datos debería ser fácil de leer sin denominaciones, sigue siendo importante usarlas y ser específico.


Paso 4

Escribe las cantidades de los datos en las filas y columnas correspondientes. Si has construido una tabla con la cantidad correcta de filas y columnas, deberías poner un número en cada espacio de tu tabla. Si has denominado tu tabla con un título y lo que cada fila y columna representa, tu tabla de datos debería ser fácil de leer. Una vez que hayas hecho tu tabla, puedes buscar patrones entre la información y esbozar algunas conclusiones en base a ellos.