¿Qué es una suspensión selectiva de USB?

La suspensión selectiva de USB permite que los puertos USB se apaguen cuando no estén en uso.
Por david dunning

Operación

La suspensión selectiva de USB permite que cualquier controlador de dispositivo USB (un programa que determina la forma en que una computadora se comunica con un dispositivo periférico USB) apague o suspenda el dispositivo que controla cuando el dispositivo está inactivo. Cuando el dispositivo deja de estar inactivo, el controlador de dispositivo despierta desde la suspensión selectiva, de manera que pueda reanudar su funcionamiento normal. La suspensión selectiva es muy útil, ya que permite que uno o más puertos USB en un sistema se suspendan, y, por lo tanto, se reduzca el consumo de energía en general, sin afectar el funcionamiento de cualquiera de los otros puertos USB.


Determinación de inactividad

El proceso de suspensión selectiva se inicia cuando el controlador cliente del dispositivo USB detecta que el dispositivo está inactivo. Lo que se considera como "inactivo" varía de un dispositivo a otro: un ratón USB se considera inactivo si no se ha movido durante un determinado periodo de tiempo, una cámara USB se considera inactiva si la tapa del objetivo está cerrada y así sucesivamente. La capacidad de detectar cuando un dispositivo USB está inactivo es fundamental para extender la duración de la batería de las plataformas móviles, como las computadoras portátiles, y puede marcar la diferencia entre un producto y otro.


Modo de bajo consumo

Una vez que el controlador cliente del USB ha detectado que el dispositivo está inactivo, debe preparar al dispositivo para el modo de baja potencia. Lo hace enviando una estructura de datos, conocida como paquete de solicitud de entrada/salida, al hub principal, o el controlador USB, el cual controla todo el bus USB conectado a él. El proceso de suspensión de un dispositivo USB implica el envío de uno o más comandos por parte del controlador USB, el cual fuerza al dispositivo a entrar en modo de baja potencia.


Restricciones de corriente

La especificación USB impone una restricción de 2,5 miliamperios sobre los dispositivos USB que admiten suspensión selectiva con otra característica de baja potencia habilitada, conocida como activación remota. La activación remota esencialmente permite que un dispositivo USB se reactive a sí mismo desde la suspensión selectiva en lugar de ser reactivado por el sistema. Para los dispositivos USB sin activación remota, la especificación USB impone una restricción de 500 microamperios. Estas restricciones de corriente a menudo son la razón principal por la que los dispositivos USB en las plataformas móviles son auto-alimentados.