Cómo solucionar problemas de un protector de pantalla que no arranca en Windows

Cómo solucionar problemas de un protector de pantalla que no arranca en Windows.
Por quinten plummer

Paso 1

Determina si el problema es causado por Windows o el protector de pantalla en sí. Inicia el menú de configuración del protector de pantalla, y luego obtén una vista previa de él. Si no se inicia, asegúrate que el archivo del protector de pantalla real esté presente en la carpeta System32 (C:\Windows\System32). Pero si la vista previa funciona, entonces el conflicto está en otra parte.


Paso 2

Trata de desconectar el receptor de ratón inalámbrico, si has instalado recientemente un ratón inalámbrico Microsoft. Microsoft reconoce que más de 30 de los productos inalámbricos que desarrollan pueden entrar en conflicto con tu protector de pantalla. Si este se inicia con el ratón removido, instala los últimos controladores y parches ofrecidos para tu dispositivo inalámbrico de Microsoft.


Paso 3

Ejecuta tus utilidades anti-virus y anti-spyware para asegurarte de que no hay programas maliciosos que estén causando que el protector de pantalla se detenga. Si encuentras que el protector de pantalla todavía se atasca después que cualquier tipo de virus ha sido puesto en cuarentena o eliminado, entonces tendrás que ajustar tu proceso de inicio.


Paso 4

Escribe "msconfig" en el cuadro de búsqueda en el menú Inicio de Vista y 7; escríbelo en el cuadro Ejecutar en XP y haz clic en "Aceptar". En el menú que aparece, selecciona la opción que dice "Inicio de diagnóstico". Después de la resolución de problemas, vuelve al menú de configuración y selecciona "Inicio normal" para volver a la configuración anterior.


Paso 5

Haz clic en "Aplicar" al salir del menú y, a continuación, reinicia el equipo. Si el protector de pantalla funciona después de reiniciar tu computadora, entonces el conflicto del protector de pantalla es uno de los procesos que tenías ejecutando en segundo plano en el equipo.


Paso 6

Intenta desinstalar temporalmente todos los programas recientemente añadidos o no esenciales, uno por uno, hasta que encuentres el programa que está en conflicto con tu protector de pantalla.