Cómo solucionar los problemas de un Furby

Los Furby son juguetes electrónicos diseñados para niños de 6 años en adelante.
Por jennifer hudock

Paso 1

Reemplaza las pilas. Cuando las baterías de tu juguete comienzan a acabarse, puede ser que tu Furby tarde más tiempo en responder, especialmente en el modo de sueño. Para reemplazar las pilas, da vuelta el juguete y destornilla el compartimiento de las baterías con un destornillador Phillips. Quita las pilas viejas y reemplázalas por un nuevo juego de pilas AA. Asegúrate de colocarlas de forma correcta, de no ser así tu Furby no funcionará.


Paso 2

Asegúrate de que tu Furby esté encendido. Existe un botón de On/Off ubicado cerca de la tapa de la batería. Si el botón se encuentra en Off, enciéndelo en On y gira tu Furby para verificar si funciona.


Paso 3

Despierta a tu Furby si no has jugado por un rato dándolo vuelta, y luego girándolo de nuevo. También podrás despertar a tu juguete haciéndole cosquillas en su pancita o rascándole su espalda.


Paso 4

Al jugar con tu Furby evita los ruidos molestos, ya que este tipo de juguete se activa mediante la voz y si hay mucho ruido puede causar que tu Furby se confunda. Si esto sucede, el Furby no obedecerá tus órdenes. También debes asegurarte de estar lo suficientemente cerca de él al hablarle, entre 12 pulgadas (30,48 cm) y 18 pulgadas (45,72 cm), y de hablarle claro.


Paso 5

Reinicia tu Furby para reestablecer la configuración de fábrica original. Da vuelta tu juguete y apágalo. Mientras lo apagas mantén tu dedo dentro de su boca y presiona su lengua hacia abajo. Gira tu Furby mientras le deprimes la boca y presiona la lengua. Gira el Furby de nuevo mientras presionas la lengua y tu Furby dirá "Buenos días" para hacerte saber que su memoria ha sido reiniciada. Esto borrará todo aquello que tu juguete había aprendido hasta la fecha.