Cómo solucionar problemas con un DVD que no se puede leer

Si tienes un DVD que no se puede leer, probablemente lo puedes arreglar.
Por alexis lawrence

Paso 1

Trata de reproducir el DVD en otro reproductor u otra unidad de DVD en una computadora. Si el DVD se puede leer en el otro reproductor, el disco como tal está bien y es el reproductor o unidad de DVD lo que está causando el problema. Esto no necesariamente significa que tienes un reproductor o unidad dañada. La tecnología del reproductor o unidad puede ser sencillamente más antigua que la del disco. Esto sucede a menudo cuando tratas de reproducir DVDs nuevos en reproductores o unidades viejas.


Paso 2

Revisa otro DVD en el reproductor o unidad de computadora que no lea el DVD original. Si el DVD original funciona en otro reproductor y un disco diferente funciona en el reproductor o unidad original, esto indica que todo el equipo y discos funcionan apropiadamente y simplemente es un problema de compatibilidad entre el disco y el reproductor de DVD o unidad en la cual estás intentando reproducirlo. Si este es el caso, el DVD simplemente no se puede leer por el dispositivo y tiene que usarse en una unidad diferente.


Paso 3

Elimina los rayones o suciedad del disco. Aunque unos cuantos rayones o huellas dactilares en un DVD no deberían dar problemas con reproducir el disco, puede ser imposible que los láseres de un reproductor o unidad lean el disco si los rayones o huellas cubren toda la superficie. Si el problema es la grasa de las huellas dactilares, usa un detergente lavavajillas suave, agua y un paño muy suave para limpiar la grasa del disco. Prueba con alcohol si el detergente no elimina la suciedad pegada. Si el problema son los rayones en el DVD, puedes intentar remover la superficie rayada al fregar suavemente todo el disco con un papel de lija con grano extra fino y después limpiando el polvo.


Paso 4

Coloca el DVD en una unidad de computadora y trata de leerlo con el software lector, como RioDVD Region Free Player o Corel WinDVD. La tecnología de las unidades ópticas de las computadoras es generalmente más avanzada que la de los reproductores estándar, así que puede ser capaz de leer los discos que tu reproductor no puede leer.