Solucionando problemas de un velocímetro de automóvil

Velocímetro.
Por lee sallings

Prueba del sensor de reluctancia variable

En el caso del sensor de reluctancia de tipo variable, un alambre envuelto en un imán permanente tiene su campo magnético colapsado parcialmente por un anillo dentado. Cuando colapsa el campo magnético, se induce una tensión en el alambre envuelto alrededor del imán. Esta señal analógica es tomada por el equipo y se transforma en una onda cuadrada digital que utiliza el equipo para calcular la velocidad. Dos pruebas pueden identificar un sensor malo. La primer prueba consta en determinar la integridad del circuito del sensor con un ohmímetro para comprobar un devanado abierto. El sensor debe leer cierta resistencia y hay una especificación para esta prueba. Visita http://www.autozone.com para más información en la sección de guía de reparación de vehículos.

La segunda prueba utiliza una herramienta de análisis. Instala la herramienta de análisis, fíjalo en el flujo de datos y conduce el vehículo mientras se monitoriza la señal del sensor.


Prueba del sensor resistivo Mag

En los últimos modelos de automóviles que utilizan el Protocolo de Red de Controlador de área, el sensor debe ser capaz de proporcionar una señal digital a la computadora de a bordo. Esto se logra utilizando un sensor de tipo resistivo. Este sensor usa un campo electromagnético accionado por la computadora y un circuito integrado de magneto puente resistivo que procesa la señal en forma digital de onda cuadrada. Esta señal digital se envía entonces a la computadora y la velocidad del automóvil es calculada.

Como fuera mencionado anteriormente la herramienta de exploración es la forma más fácil de probar este sensor. Realiza la prueba de la misma manera como con el sensor de reluctancia variable.

Para probarlo manualmente, desconecta el sensor, y con la llave puesta pero con el motor apagado, prueba la alimentación y el suelo desde la computadora. A continuación, conecta nuevamente el sensor, y arranca el automóvil. Con las ruedas motrices suspendidas, y la transmisión en marcha, prueba si hay señal en el cable de retorno con un osciloscopio.

Referencias