x

Solución de problemas de un cargador de celular para auto

Por sarah thomas
Soluciona problemas del cargador para automóvil y determina qué dispositivo tiene el problema.
Cell phone image by Elzbieta Sekowska from Fotolia.com

Puedes comprar diferentes tipos de cargadores de teléfonos celulares, incluyendo uno para el hogar o uno para el automóvil. Un cargador para automóvil utiliza la energía del vehículo para cargar el teléfono. Caben en el puerto de carga del teléfono, y son específicos para el modelo de celular. El otro extremo del cargador encaja en el "encendedor", u otra toma de corriente auxiliar en el vehículo. Cuando soluciones problemas de un cargador para automóvil de tu teléfono celular, puede ser útil probar el teléfono y el vehículo con diferentes cargadores para diferentes dispositivos.

Paso 1

Comprueba la caja o el manual que viene con el cargador para automóvil para asegurarte de que el modelo del cargador es adecuado para tu modelo de teléfono celular. Los diferentes modelos de teléfonos requieren diferentes tipos de cargadores para automóvil.

Paso 2

Prueba el teléfono celular y el cargador mientras el automóvil está encendido, de esa manera sabrás si el cargador está recibiendo energía. Si el vehículo está apagado, el cargador puede no estar recibiendo suficiente electricidad.

Paso 3

Inspecciona el puerto de carga y las conexiones en el teléfono y los dos extremos del cargador. Estos podrían tener patas rotas o dobladas, lo que puede hacer que dejen de funcionar. Endereza las patas torcidas a su posición original, o reemplaza el cargador si están rotas.

Paso 4

Limpia la conexión en el teléfono y ambos extremos del cargador con un paño suave. Si la suciedad o los residuos están bloqueando los conectores metálicos de cualquiera de los dispositivos, la electricidad podría no transferirse y no cargar el teléfono.

Paso 5

Prueba el teléfono con un cargador para casa y un enchufe dentro de un edificio. Si el cargador para casa no carga el teléfono, el problema puede estar en la batería del teléfono, que puedes reemplazar visitando una tienda de teléfonos o poniéndote en contacto con el fabricante.