Cómo seleccionar la fuente para una carta

Por contributor

Paso 1

Aprende sobre la persona a la que le estás escribiendo. Entre más tradicional sea la persona, más tradicional debe ser la fuente a utilizar. Por otro lado, si estás escribiendo una carta comercial a una empresa creativa o artística, puedes elegir un tipo de letra menos tradicional.


Paso 2

Ten en cuenta la seriedad de tu carta comercial. Entre más serio sea el asunto de tu tema, más probable será que debas elegir un tipo de letra tradicional. Si vas a solicitar un puesto de trabajo, es posible que desees utilizar una fuente tradicional. En el caso de pedir un favor casual de alguien que conoces bien, no necesitas una fuente tradicional.


Paso 3

Elige entre las fuentes tradicionales. En general, las fuentes tradicionales tienen remates o pequeños bordes de tipo caligráfico. Entre las fuentes tradicionales se incluyen Times New Roman, Helvética y Garamond.


Paso 4

Elige entre las fuentes informales. Las fuentes informales no tienen serifas, o remates caligráficos. Estas fuentes tienen un rango más amplio, variando desde Arial y Trebuchet hasta Jokerman y Lucinda. Es una buena regla elegir fuentes tranquilas, como Arial o Trebuchet, al escribir una carta comercial.