Cómo seleccionar el calibre del cable para la corriente eléctrica

Por steve bates

Fíjate que los cables eléctricos tienen etiquetas que dicen "12-3" o "14-2". El primer número indica el tamaño del cable según el sistema AWG (Sistema americano de calibre de cables). El segundo número se refiere a la cantidad de alambres en el cable, sin incluir el cable a tierra. A los efectos de este artículo, el primer número es el que nos concierne. En los ejemplos de la siguiente sección, notarás que cuanto más grande es el cable (y su capacidad actual), menor es el número del calibre.

La elección del calibre correcto es muy importante, porque si el cable es muy pequeño para el paso de la corriente, se sobrecalentará y es posible que provoque un incendio.

Consulta las tablas de referencia en el manual "Referencias Eléctricas Ugly's" o en el "Manual de bolsillo de oficios mecánicos Audel". (En el manual Audel la tabla se llama "Capacidad de corrientes"). Verás que la elección más adecuada se basa en dos factores básicos. En primer lugar, ¿qué tipo de cable es? Es decir, ¿el alambre estará dentro de un cable o conducto, expuesto a la intemperie o a prueba de agua? Cada una de esas categorías tiene capacidades de corriente distintas para cada calibre de cable. En segundo lugar, ¿cuál es la longitud del cable? Dado que se necesita que tenga más de 15 metros, deberás usar un cable más grande.

En este artículo damos por sentado que se va a utilizar cable estándar de cobre, cubierto con una funda, para uso en interiores.

La capacidad de corriente (conocida como amperaje) depende de los artefactos que se conecten al circuito. Una cocina eléctrica, por ejemplo, requiere de 40 amperios, 240 voltios. Si buscas 40 amperios en la tabla, verás que se necesita un cable número 8. El horno microondas y el refrigerador necesitan, cada uno de ellos, un circuito individual de 20 amperios. En la tabla, 20 amperios corresponde a un cable número 12.

Es muy fácil averiguar cuáles son las necesidades de una cocina, un refrigerador o un microondas, porque cada artefacto tiene un circuito dedicado. Sin embargo, no todos los circuitos son tan sencillos. Los circuitos de iluminación, por ejemplo, podrían tener dos artefactos de luz y 5 o 6 bocas de salida para lámparas, televisión o equipo de sonido. Primero tendrás que averiguar cuántos amperios se necesitan en el circuito. En un circuito de 120 voltios, debes sumar las potencias requeridas por todos los artefactos y luces y dividir por 120 (amperios es igual a vatios divididos por voltios).

Para dar un ejemplo: en la parte de atrás del televisor y del equipo de sonido, está indicado que sus necesidades son de 130 y 185 vatios, respectivamente. El decodificador de cable es de 400 vatios. Te fijas qué vataje necesita cada bombilla. Si utilizas bombillas compactas fluorescentes, necesitas 5 unidades de 27 vatios cada una. Sumas todo para llegar a 850 vatios. Divides esta cantidad por 120 y llegas a 7 amperios. Vas a la tabla y ves que 7 amperios está, cómodamente, en la categoría de 15 amperios, de manera que el cable número 14 es perfecto.