Cómo restaurar un iPhone luego de que fue dañado por el agua (En 7 Pasos)

Por amanda gronot
Los sensores de líquidos pueden detectar si el teléfono se ha mojado.
Daniel Barry/Getty Images News/Getty Images

Si tu iPhone se moja, lo primero que debes hacer es apagar el teléfono y mantenerlo apagado hasta que el agua se haya evaporado por completo. Una vez seco, puedes conectarlo a la computadora y restaurar el Sistema Operativo del iPhone, lo que reparará los problemas del software provocados por el daño por el agua. Sin embargo, si se ha dañado el hardware, no podrás reparar el celular con una restauración de software.

Paso 1

Apaga el teléfono manteniendo pulsado el botón "Dormir/despertar" hasta que aparezca la barra de energía y luego desliza el botón rojo que aparece en esa barra.

Paso 2

Pon el iPhone en una bolsa de arroz o calienta el horno a 100 grados Fahrenheit (37 °C) y apágalo. Pon el celular en su interior y déjalo durante al menos 24 horas.

Paso 3

Enciende el teléfono. Si no se enciende, espera otras 24 horas. Si funciona bien, no necesitas restaurarlo. Si funciona mal o si no puedes acceder a la pantalla principal, deberás restaurarlo.

Paso 4

Conecta tu iPhone a la computadora. Abre iTunes si no se abre automáticamente.

Paso 5

Haz clic en el nombre de tu iPhone en la columna izquierda de la ventana de iTunes.

Paso 6

Haz clic en "Restaurar" en el centro de la ventana de iTunes. Aparecerá un cuadro de diálogo. Selecciona la opción "Copia de seguridad", y luego haz clic en restaurar en el cuadro siguiente.

Paso 7

Selecciona configurar el iPhone a partir de una copia de seguridad o como un teléfono nuevo, cuando la restauración haya finalizado.