Cómo reparar físicamente un disco duro

Una causa común de la falla de un disco duro es el sobrecalentamiento.
Por erick kristian

Paso 1

Asegúrate de que la unidad realmente está dañada. Abre el gabinete de la computadora y asegúrate de que el cable de datos y el de energía están conectados correctamente en su lugar. Si es así, entonces el disco duro debería funcionar.


Paso 2

Escucha el giro del disco en el interior de la unidad. Si puedes escuchar ruido al interior, esto significa que al menos está girando. Si no escuchas nada, entonces es posible que la unidad esté paralizada. En este caso puede necesitar algo de calor para volver a moverse.


Paso 3

Precalienta un horno de cocina en el mínimo ajuste posible. La temperatura debería sentirse como un día muy caluroso. Coloca la unidad dentro del horno en una rejilla central. Espera entre dos a cinco minutos. Remueve la unidad. Conecta el disco duro a la computadora y trata de ejecutarlo nuevamente. Este procedimiento debería haber calentado las piezas mecánicas para que la unidad al menos vuelva a girar. Si esto no ocurre, es posible que sea hora de pedirle a un profesional experto en la recuperación de datos que revise el disco duro.


Paso 4

Reemplaza la placa de circuito. Esta es la placa que está sobre la parte posterior del disco duro. Si la unidad emite clics cuando la enciendes, es probable que el problema esté en la placa de circuito. Desconecta todos los cables de energía simplemente tirándolos hacia fuera.


Paso 5

Destornilla la placa de circuito usando un destornillador T7 o T8. Este destornillador puede ser adquirido en tiendas de reparación de computadoras.


Paso 6

Compra una placa de circuito de reemplazo. Estas placas son económicas y se pueden adquirir a través del fabricante o en una tienda de hardware computacional.


Paso 7

Coloca la nueva placa de circuito sobre el disco duro, justo en el lugar donde estaba la antigua placa de circuito. Fija todos los tornillos que fueron removidos. Conecta todos los cables en la unidad y enciéndela. El disco duro ya no debería emitir los clics y debería funcionar sin problemas.