Cómo reparar los discos rayados con pasta de dientes

Por emilia lamberto

Paso 1

Mantén la etiqueta del disco hacia abajo y míralo a plena luz. Busca los rayones en el disco. Enfoca tus esfuerzos en esa zona cuando lo pulas.


Paso 2

Aplica una cantidad de pasta de dientes del tamaño de una moneda de 10 centavos sobre la superficie del disco (opuesta a la etiqueta).


Paso 3

Frota con un movimiento circular usando un paño suave y libre de pelusas. Hazlo suavemente hasta que los rayones desaparezcan o hasta que no sean tan profundos como lo eran antes de comenzar a pulir.


Paso 4

Enjuaga el disco con agua fría y sécalo con un paño limpio, sin pelusas (no uses un paño sucio o uno de algodón ya que pueden causar más rayones sobre el disco).


Paso 5

Frota una cantidad de vaselina del tamaño de una moneda de 10 centavos muy suavemente. Comienza en el centro y sigue hasta el borde del disco. Debes ser muy cuidadoso y no presionar fuerte.


Paso 6

Quita el exceso de vaselina con un nuevo paño limpio sin pelusas. Intenta reproducir el disco.