Cómo reparar el daño magnético en una pantalla

Por c.a. rubino
Los CRT son grandes, poco eficientes con el consumo de energía y se ven afectados por los campos magnéticos potentes.
Aidon/Digital Vision/Getty Images

Aunque ya no son muy usados, los monitores CRT solían usarse en casi cualquier sistema de computadora. Un pesado tubo de rayos catódicos se usaba en los monitores de computadora y para video, pero ahora ha sido reemplazado con tecnología moderna. El CRT básicamente opera lanzando un rayo de electrones sobre hileras de puntos de fósforo. Una máscara de sombras controla a los rayos que golpean los puntos para crear una mezcla de los tres colores primarios, que a su vez, forman la imagen en la pantalla. Un campo magnético potente puede interferir con los electrones que viajan a través de la máscara de sombra, creando colores y distorsiones extrañas. Si esto ocurre, deberás desmagnetizar tu pantalla.

Paso 1

Encuentra el botón para desmagnetizar la pantalla de tu TV. Los monitores y televisores CRT modernos tienen una bobina desmagnetizante integrada. Ésta se compone de un poderoso imán que rodea el borde de la pantalla y es usado para regresar el campo magnético de la pantalla a la normalidad. Algunas televisiones o monitores tiene un botón u opción en el menú que permite que sean desmagnetizadas manualmente. El icono para esta función suele tener la forma de un imán de herradura. Revisa los documentos de tu pantalla para encontrar la ubicación y apariencia en pantalla del interruptor de la bobina desmagnetizante.

Paso 2

Si no existe la opción de desmagnetizar manualmente, apaga la pantalla y deja que la unidad se enfríe. Las unidades con bobinas desmagnetizante siempre realizarán este proceso cuando la pantalla está encendido. Esto funciona mejor cuando la unidad está fría. Después de que se ha enfriado el equipo, lo cual puede tomar entre 15 minutos y una hora, dependiendo del aparato, enciéndelo. Probablemente escuches un chasquido, explosión o golpe y la imagen se sacudirá y oscilará. Es posible que este proceso tenga que repetirse varias veces para solucionar el problema.

Paso 3

Usa una bobina desmagnetizante de mano si la unidad no está equipada con una bobina desmagnetizante integrada o si ésta no es lo bastante potente. Para usar la bobina, enciéndela y sostenla a unas cuantas pulgadas del centro de la pantalla. Arrastra el centro de la bobina hacia el borde de la pantalla, luego pásala por todo el borde de la pantalla. Después de completar un circuito completo, regresa la bobina a su posición original y lentamente aléjala de la pantalla. Espera a que estés al menos a cinco pies (120 cm) de la pantalla antes de apagarla.