Cómo quitarle la cámara a un teléfono celular

Desarma tu celular.
Por jordan gaither

Paso 1

Durante todo el procedimiento, asegúrate de no tocar ninguno de los componentes internos a menos de que sea absolutamente necesario. Asegúrate también de que tus manos estén limpias antes de empezar.


Paso 2

Quita la placa trasera negra del teléfono, quita la batería y déjala a un lado. También debes quitar cualquier tarjeta SIM o SD, las bandejas de estas y cualquier otra pieza desmontable, según tenga tu teléfono.


Paso 3

Destornilla todos los tornillos visibles que queden expuestos al quitar la placa trasera y déjalos a un lado, para colocarlos al momento de rearmar. Quita la mitad exterior trasera del cuerpo del teléfono, así como la antena, para exponer el mecanismo interno del teléfono. Presta atención a cómo encaja la antena, pues solamente hay una forma correcta de insertarla.


Paso 4

Encuentra el módulo de la cámara de tu teléfono debajo de donde estaba el lente externo. Debe estar debajo de una cubierta de plástico o metal, que puedes quitar desatornillando los tornillos que la fijan. Deja la cubierta a un lado junto con los tornillos.


Paso 5

Usa unas pinzas para levantar con gentileza el módulo de la cámara y sacarlo de su montura. Esto se logra con mayor facilidad si primero levantas un lado y luego haces lo mismo con el lado opuesto.


Paso 6

Una vez que la cámara esté libre de su montura, desconecta el cable cinta que la une a la tarjeta principal del teléfono y con esto, habrás desconectado oficialmente tu cámara. Con cuidado, vuelve a poner todos los tornillos y piezas que sacaste, invirtiendo el orden usado, y tu teléfono quedará completo, sin su cámara.