Cómo usar un proxy para acceder a Gmail

Por contributor

Paso 1

Determine si realmente necesitas un proxy o no. A veces, puedes eludir las restricciones usando un proxy, simplemente introduciendo una dirección URL diferente en la barra de direcciones de tu navegador. Prueba diferentes direcciones URL como https://www.gmail.com, https://gmail.com, http://m.gmail.com, http://googlegmail.com, https://m.gmail.com, http://mail.google.com/mail/x, https://googlemail.com, o https://mail.google.com/mail/x.


Paso 2

Considera la posibilidad de configurar el cliente de correo electrónico de tu computadora para recuperar de forma automática el contenido de tu bandeja de entrada de Gmail. Accede a la documentación de Google desde "Ayuda" en el sitio web de Gmail, identifica tu cliente de correo electrónico en la lista y sigue las instrucciones para configurar tu cliente de correo electrónico.


Paso 3

Accede a Gmail mediante el uso de Google Desktop. Descarga la aplicación en tu computadora y ten acceso a tu cuenta de Gmail simplemente accediendo a Google Desktop. Utilizar Desktop Google puede ayudarte a evitar las restricciones del lugar de trabajo y no tener la necesidad de utilizar un servidor proxy independiente.


Paso 4

Piensa en usar un programa llamado "Gmail Lite". Gmail Lite puede trabajar con servidores web y tu propio sitio web personal para acceder a Gmail sin el uso de un sitio web. Tendrás que ser dueño de tu propio sitio web para utilizar esta aplicación, y también requiere una descarga activa.


Paso 5

Utiliza Google como un proxy para acceder a Gmail. Entra a tu cuenta de Gmail navegando por Internet a través de Google Translate, Google Web Toolkit, y XHTML de Google.


Paso 6

Busca en Internet otros proxies basados en la web como último recurso. Mientras que los proxies que no están afiliados con Google pueden tener acceso a Gmail, inconvenientes como los pop-ups pueden crear problemas con el uso de estos proxies.