Cómo proteger a tu teléfono del agua

De la misma manera en que nos suceden pequeños accidentes, también al teléfono pueden ocurrirle percances.
Por pablo gowezniansky

Formas tecnológicas para defenderlo del agua


Paso 1

La designación técnica para determinar cuánto polvo y agua puede recibir un celular es IP.

La manera más elemental para tener a un teléfono protegido del agua es haber comprado uno que sea a prueba de agua. Sin embargo, es muy importante que leas bien las indicaciones del fabricante, ya que hay diferentes tipos de resistencias. La designación técnica para determinar cuánto polvo y agua puede recibir un celular es IP; significa "ingress protection", y se refiere al nivel de protección que tiene ante intrusiones externas. No sólo tienes que estar informado del IP de tu teléfono, sino de qué es exactamente lo que cubre la garantía del fabricante. La gama de Xperia de Sony y algunos Samsung Galaxy están especialmente diseñados para tolerar el agua. Pero es bueno que sepas en qué cantidad y qué es lo que te cubre la garantía. Por eso, antes de entrar a una piscina con un teléfono, lee bien la información del fabricante.


Paso 2

Hay fundas especiales para proteger a tu teléfono del agua.

Hay fundas especiales para proteger a tu teléfono del agua. Son carcasas plásticas que se sellan completamente y le brindan a tu celular una protección total. Si bien permiten que el dispositivo táctil se utilice plenamente, al ser herméticas no permiten que puedas conectarle auriculares o el cable del cargador. Algunas son para ser utilizadas una sola vez y hay otras, ya más aparatosas, que permiten no sólo proteger a tu teléfono del agua, sino también ante caídas de hasta diez metros de altura.


Paso 3

La tecnología de nanopartículas permite proteger a tu celular del agua y las raspaduras.

La tecnología de nanopartículas permite trabajar con dimensiones materiales muy pequeñas. Esta increíble técnica posibilita que impermeabilices tu celular. Hay tanto empresas que hacen el trabajo por ti y te devuelven el teléfono impermeabilizado, como sprays para que rocíes a tu celular generando una capa invisible a la vista e hidrofóbica, es decir, que repele el agua. De todas maneras, con esta técnica no tendrás un teléfono para utilizar como una cámara bajo el agua. Lo que te permite es asegurarte de que en caso de un accidente, tu aparato seguirá andando perfectamente. Incluso la capa de nanopartículas lo vuelve especialmente resistente a raspaduras.


Consejos para proteger a tu teléfono del agua


Paso 1

La mayoría de los accidentes que ocurren con los teléfonos es a causa de imprudencias evitables.

La mayoría de los accidentes que ocurren con los teléfonos es a causa de imprudencias evitables. Estos consejos son de sentido común y te ayudarán a darte ideas para proteger tu teléfono. Muchas veces no nos damos cuenta del riesgo hasta que no sucede el accidente. Bueno, intentemos evitar ese accidente antes de que suceda.


Paso 2

Un consejo muy útil es no utilizar tu teléfono en el bolsillo trasero cuando vas al baño.

Un consejo muy útil es no utilizar tu teléfono en el bolsillo trasero cuando vas al baño. Muchos accidentes con los celulares ocurren porque te has olvidado de que estaba ahí y se te escurrió de la ropa sin darte cuenta. También revisa la postura en que agarras tu teléfono. Si eres propenso a tener accidentes de caídas, fíjate cómo es que sujetas a tu aparato. Quizás una mera revisión de la posición de tus manos y de la fuerza de tus dedos al tomar el dispositivo te permita identificar un problema que sólo se aplica a ti; es decir, un problema tuyo de cómo sujetas tu aparato.


Paso 3

Un hábito común es dejar el celular en la mesa cuando te encuentras con amigos.

Un hábito común es dejar el celular en la mesa cuando te encuentras con amigos. Más allá de que quizás no sea agradable que estés pendiente de tu teléfono mientras compartes un momento entre amigos, éste puede ser un hábito peligroso. Es completamente aleatorio el hecho de que alguien vuelque una bebida o una botella y el líquido vaya a parar a tu teléfono. Es algo perfectamente posible y que evitarás por completo al no colocar tu celular sobre la mesa.


Paso 4

Las bolsas herméticas te permiten proteger a tu celular en la playa.

Si tienes un bolso donde guardas el celular que no es del todo impermeable, puedes tener a mano las bolsas herméticas plásticas que utilizas para guardar alimentos. Esas bolsas son maravillosas, ya que son muy económicas y en un imprevisto te permitirán tener a tu teléfono a salvo del agua. También pueden servirte si estás en la playa tomando sol sobre un rompeolas. Si bien no te permiten utilizar tu dispositivo, te dan la tranquilidad de saberlo a resguardo.