Principios operativos del pirómetro

Los pirómetros permiten medir la temperatura de un objeto sin tocarlo.
Por jean asta

Diseño básico

El pirómetro básico, a pesar de que hay varios modelos y tipos, tiene dos componentes básicos. Consiste en un sistema óptico y en detectores. Un sistema óptico de pirómetro se enfocará en la energía emitida por un objeto. Envía la radiación al detector, el componente sensible a las ondas de radiación. Luego el detector emite datos sobre la radiación, especialmente la temperatura del objeto del cual proviene la radiación. El detector obtiene la temperatura analizando los niveles de energía de la radiación, lo que es directamente proporcional a su temperatura.


Otros tipos de pirómetros

Los pirómetros infrarrojos, también conocidos como termómetros infrarrojos, tienen el mismo principio básico que el pirómetro básico. Sin embargo, una notable diferencia es que este tipo de pirómetro puede medir la radiación de energía desde una gran distancia. Hacen esto midiendo longitudes de onda entre 0,7 y 20 micrones. Los pirómetros ópticos trabaja usando un filamento dentro del pirómetro. El usuario determina la temperatura uniendo los colores del objeto con los colores del filamento.


Pros y contras

Como pasa con cualquier dispositivo, los pirómetros tienen pros y contras. Generalmente se los compara con los termómetros que hacen contacto con el objeto. Esta es la primer ventaja del pirómetro; puede medir la temperatura de un objeto sin hacer contacto con él. Diferentes modelos pueden medir la temperatura de un objeto desde diferentes distancias. Además, generalmente los pirómetros son resistentes. Sin embargo, su fabricación es cara, lo cual es una de sus contras. Otra contra es que no funciona en condiciones de suciedad.


Usos del pirómetro

Como los pirómetros miden objetos a la distancia, verás que es beneficioso usarlo en objetos peligrosos de tocar con termómetros estándar, o en objetos que están fuera del alcance o no se pueden mover. Puedes usar pirómetros en operaciones metalúrgicas, incluyendo la fundición. Las calderas a vapor utilizan este dispositivo instalándolo en un recalentador y midiendo la temperatura del acero. Los operadores de globos de aire caliente utilizan el pirómetro para revisar que la tela no se esté recalentando.