Cómo prevenir el acoso cibernético

Por allison boelcke
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El acoso cibernético es la intimidación o el acoso a través de los medios tecnológicos, como Internet o teléfonos celulares. Puede que las víctimas sean perseguidas en línea con mensajes instantáneos insultantes o amenazadores, o através de sitios de redes sociales. Los acosadores cibernéticos pueden también enviar fotografías embarazosas o, incluso, colocar información personal en línea, poniendo a la gente en un potencial peligro. De acuerdo con el Consejo Nacional de Prevención del Crimen, este acoso puede llegar a ser más destructivo emocionalmente que el acoso cara a cara debido a que las víctimas tienen que tratar con la intimidación en su propia casa y no tienen escapatoria. Para prevenir el acoso cibernético, actúa y protege tus cuentas tecnológicas.

Paso 1

Ignora cualquier correo electrónico, mensaje instantáneo u otras entradas insultantes de acosadores cibernéticos. De acuerdo con el Consejo Nacional de Prevención del Crimen, aproximadamente, el 81 por ciento de los acosadores intimidan a la gente porque creen que sus reacciones son divertidas, por lo que podrían detenerse si nadie les sigue la "broma".

Paso 2

Cambia la configuración de cualquier programa de mensajería instantánea para permitir sólo a los amigos especificados. Esto prevendrá que cualquier acosador sea capaz de atacarte personalmente cuando estés en línea.

Paso 3

Cambia cualquier perfil de una red social a privado y sólo agrega a la gente que conozcas realmente y sean tus amigos. Contacta al moderador del sitio, si un acosador cibernético te envía mensajes privados amenazadores o si ves entradas sin autorización con tu fotografía o información personal en su página. Este tipo de comportamiento suele ser una violación a los Términos del Servicio, y el sitio borrará su página y eliminará al acosador.

Paso 4

Cambia tus contraseñas, si un acosador a hackeado cualquiera de tus cuentas en línea. Nunca le digas a nadie tus contraseñas ya que no sabes si la usarán en tu contra. Cambia tus nombres de usuario o direcciones de correo electrónico para que sea más difícil contactarte.

Paso 5

Imprime cualquier correo electrónico, mensaje instantáneo o páginas Web que contengan material intimidante, si el acosar te sigue molestando. Guarda también los mensajes de texto en tu celular. Muéstraselos al director de tu escuela, si sucede en las computadoras del colegio, o llévalos a la policía, si temes por tu seguridad personal.