Mi portátil Fujitsu Siemens está atascada en el arranque

Una portátil atascada en el inicio puede ser causada por una serie de factores.
Por jane williams

Arranque en modo seguro

A medida que arranca tu Fujitsu Siemens, pulsa la tecla "F8" para entrar en el menú de opciones avanzadas de tu sistema operativo Windows.

Ya que una computadora portátil que se congela en el arranque no permitirá el acceso normal a tu escritorio, tienes que pasar por alto la rutina normal de arranque mediante la configuración de tu máquina para arrancar en modo seguro. Esto te permitirá acceder a tu escritorio para iniciar los procedimientos de resolución de problemas. A medida que arranca tu Fujitsu Siemens, pulsa la tecla "F8" para entrar en el menú de opciones avanzadas de tu sistema operativo Windows. Elije arrancar en modo seguro y presiona el botón "Enter". Si tu portátil se niega a arrancar en modo seguro, el propio Windows puede haberse dañado o una pieza instalada del equipo no está funcionando correctamente y está impidiendo el arranque. En este caso, es posible que no tengas otra opción que realizar un formateo completo de tu computadora portátil y volver a instalar Windows desde cero.


Causas

Los archivos en el sistema de registro o de funcionamiento pueden estar dañados o corruptos, evitando que la portátil realice todos los controles necesarios y las operaciones en el inicio.

Hay numerosos factores que pueden hacer que tu Fujitsu Siemens se congele en el inicio. Los programas o componentes del equipo instalados pueden entrar en conflicto entre sí, haciendo que la computadora se bloquee al iniciarse, ya que simplemente no sabe qué hacer. Una infestación de programas maliciosos, como virus o programas espía pueden sobrecargar la CPU o causar un conflicto con otro programa instalado. Los archivos en el sistema de registro o de funcionamiento pueden estar dañados o corruptos, evitando que la portátil realice todos los controles necesarios y las operaciones en el inicio.


Solución de problemas

Si tus problemas de arranque comenzaron después de instalar una nueva pieza del equipo, es muy probable que este nuevo componente esté en conflicto con algo ya instalado.

Si tus problemas de arranque comenzaron después de instalar una nueva pieza del equipo, es muy probable que este nuevo componente esté en conflicto con algo ya instalado. Prueba desconectar el nuevo componente y reiniciar. Un problema repentino de arranque puede indicar una infestación de programas maliciosos, así que trata de escanear tu computadora con un programa de protección actualizado. Muchos programas están configurados para iniciarse automáticamente cuando arranca la computadora y uno de ellos puede ser la causa de tu problema. Para comprobar esto, escribe "msconfig" en el cuadro Ejecutar en el menú Inicio y haz clic en la ficha "Arranque" para ver todos los programas de carga en el arranque. Anula la selección de los programas que sabes que no es necesario cargar cada vez que inicias y vuelve a arrancarlo.


Resolver el problema

En el desafortunado caso de que no puedas determinar la causa del problema, es posible que tengas que reinstalar completamente Windows para acabar con los problemas ocultos posibles y empezar de nuevo.

La mayoría de las portátiles vienen con un disco de recuperación, o permiten a los propietarios crear uno para corregir los problemas con el sistema operativo de Windows, por ejemplo, archivos corruptos o dañados. Si tienes por ejemplo un disco, utilízalo para tratar de reemplazar los archivos defectuosos con versiones buenas. Los archivos de registro son necesarios para ayudar a que tu computadora portátil ejecute el sistema operativo y otros programas, pero pueden dar problemas si se corrompen. Ejecuta un programa de limpieza de registro para reparar los errores y otros problemas. En el desafortunado caso de que no puedas determinar la causa del problema, es posible que tengas que reinstalar completamente Windows para acabar con los problemas ocultos posibles y empezar de nuevo.