Hacer una plantilla para marcadores de libros por tu cuenta

Poco costosos de producir, los marcadores se pueden usar una y otra vez.
Por lissabeth ross

Paso 1

Determina cuántos marcadores deseas imprimir. Si bien puedes imprimir marcadores individualizados o pequeñas cantidades de marcadores en casa, en la computadora de tu hogar, si deseas imprimir 100 o más, será más fácil o menos costoso pagar por una impresión profesional.


Paso 2

Selecciona un tamaño para tus marcadores de libros. Si los haces en una imprenta, probablemente tendrán uno o más tamaños entre los que puedes elegir. Los tamaños comunes son de 2 x 6 pulgadas (5 x 15 cm), de 2 x 7 pulgadas (5 x 18 cm) y de 2 x 18 pulgadas (5 x 20 cm). Sin embargo, si has decidido imprimirlos por tu cuenta, puedes ser un poco más creativo al elegir el tamaño. Tal vez lo deseas más anchos o más altos, dependiendo del diseño que usarás y del propósito del marcador.


Paso 3

Crea un nuevo documento en el software de diseño de página. Los programas aptos para este tipo de trabajo son Quark, InDesign, Scribus y Microsoft Publisher. Selecciona la opción de tamaño personalizado y establece las dimensiones del marcador de libros. Si lo imprimes en tu propia impresora, especifica las dimensiones exactas ya que lo imprimirás en un trozo de cartón y luego lo recortarás. Si envías el archivo a una imprenta profesional, primero debes indicar las dimensiones necesarias. Las imprentas profesionales especificarán la zona de "sangría" que se ajustará a la zona exterior de la parte impresa del marcador de libros, pero deberán ser parte de tu archivo de la plantilla. Algunas imprentas ofrecen plantillas de marcadores que puedes descargar.


Paso 4

Haz una segunda plantilla de la mismas dimensiones, si deseas que tu marcador sea de ambos lados. La mayoría de los marcadores impresos en forma profesional se imprimen en ambos lados y no se cobra un cargo adicional por hacerlo. Si imprimes los marcadores de libros por tu cuenta, confirma que la parte frontal y la parte posterior del mismo estén perfectamente alineadas para hacerlo en una sola lámina de papel.