Pixel muerto vs. pixel trabado

Los pixeles trabados muestran un color erróneo, mietras que los muertos no muestran nada.
Por marie cartwright

¿Qué es un pixel atascado?

Un píxel atascado típicamente muestra un color equivocado o un nivel incorrecto de brillo. Los píxeles trabados a veces parpadean, y pueden aparecer en grupos. Un píxel atascado puede producirse debido a muchos problemas, incluyendo errores técnicos menores, defectos de fabricación de la pantalla LCD, o problemas de compatibilidad con ciertas aplicaciones de software. Son comunes en los monitores antiguos o que no se han utilizado en un tiempo largo.


Arreglando pixeles atascados

Los píxeles atascados típicamente son un problema temporal, aunque pueden ser recurrentes. Apagar y prender tu monitor un par de veces por lo general soluciona el problema, sobre todo cuando el píxel atascado se limita a aparecer dentro de un programa en particular. Una de las soluciones más populares para un píxel atascado es aplicar un poco de presión. Cubre tu dedo en un paño de limpieza antiestático, luego frota o toca suavemente el píxel atascado con él hasta que se restablezca.


¿Qué es un pixel muerto?

A diferencia de un píxel atascado, que puede arreglarse, un píxel muerto está permanentemente apagado. Los píxeles muertos aparecen como un punto negro en la pantalla. Mientras que también pueden ser causados ​​por defectos de fabricación, sus causas tienden a ser más graves que las que crean píxeles atascados. Un píxel muerto es generalmente el resultado de una falta de energía que debería fluir hacia ese pixel en particular. Esto indica que el transistor, que lleva corriente al pixel, se ha dañado. No hay manera de arreglar un píxel muerto.


Evitando los píxeles dañados

Las pantallas de LCD son muy sensibles al tacto y los daños físicos. Tocar un monitor de computadora con los dedos supone un riesgo de interferir con el funcionamiento normal de la pantalla. Incluso el aceite y la humedad de la piel pueden suponer problemas para tu pantalla. Los golpes fuertes o gotas también pueden causar inconvenientes. Siempre manipula el monitor con cuidado, evitando tocar la pantalla y asegúrate de que el monitor esté colocado sobre una superficie plana y estable.