Peligros de los cargadores de teléfono

Es necesario cargar los teléfonos inalámbricos en forma frecuente.
Por barbara sabatini

Descarga eléctrica

Las cubiertas de plástico del cargador se pueden desprender exponiendo el cableado interior. Si tocas un cable mientras está enchufado, puedes recibir una descarga eléctrica. El fabricante de una marca líder de celulares tuvo que retirar del mercado más de 14 millones de cargadores en noviembre del 2009 debido a reportes por descarga eléctrica provocada al soltarse las tapas y quedar expuesto el cableado.


Cargadores que explotan

En el 2003 un importante fabricante debió retirar del mercado cerca de 350 mil cargadores en el Reino Unido. Esto fue debido a un defecto de fabricación que provocaba la explosión de la unidad, haciendo que volaran trozos de plástico y que el cableado quedara expuesto. Según la compañía, la presión acumulada en el cargador hacía que la parte plástica se rompiera, con riesgo de dañar al usuario o a otros que se encuentren cerca, por una descarga eléctrica o por el fuego.


Radiación

El cargador de un teléfono inalámbrico emite radiación, incluso cuando el teléfono no está en uso. Esto también incluye al teléfono cuando está fuera del cargador. El tipo de cáncer más común que puede causar esta radiación son diferentes formas de leucemia, pero los dolores de cabeza, el cáncer de mama y los tumores cerebrales también se han atribuido a esta exposición, según afirma EMF-Health.com.