Partes de una tarjeta madre ATX

Las tarjeta madres ATX contienen la espina dorsal y el sistema nervioso central de tu computadora.
Por mikhail polenin

Zócalo del procesador

Este es el zócalo del procesador ZIF.

Tu procesador necesita conectarse a la tarjeta madre, por lo tanto, la tarjeta tiene un conector en el medio que se parece a un gran cuadrado con agujeros y una palanca al lado. ATX utiliza un Zero Insertion Force (ZIF), que elimina la necesidad de forzar los conectores delicados del procesador en el zócalo de la tarjeta madre. Sólo metes el procesador y dejas que la palanca asegure las clavijas en su lugar. El procesador gestiona todas las tareas de tu equipo, como un cerebro, pero late con una frecuencia específica, como un corazón.


Ranuras de memoria

Por lo general, las ranuras de memoria en una tarjeta madre ATX tienen este aspecto.

Tu computadora necesita memoria para almacenar datos de aplicaciones activas y abrir nuevas aplicaciones. ATX proporciona ranuras de memoria para mantenerla cerca del procesador, por lo que los datos viajan rápidamente de un punto a otro. Cada programa vuelve a través del procesador, escuchando las entradas del usuario a través de algo que se llama una interfaz de usuario (UI, por sus siglas en inglés). Cuando un programa necesita obtener una estructura de datos (tal como una imagen almacenada en caché), envía la petición al procesador y este lo solicita de la estructura de la memoria en su dirección.


Panel de conexiones trasero

La única parte de una tarjeta madre ATX expuesta al exterior de una computadora es el panel de conexión posterior.

Conectas tu teclado, mouse, impresora y otros periféricos al panel de conexiones trasero de la tarjeta madre, que se muestra como un grupo de conectores situados en la parte posterior de tu computadora. Las tarjetas madres ATX suelen incluir puertos USB y de red integrados y de serie, a pesar de que muchas varían bastante de esta configuración mediante la inclusión de otros conectores para varios periféricos de computadora.


Entradas de fuente de alimentación

Este conector de alimentación blanco es un típico 20 pin ATX.

Tu tarjeta madre necesita mucha energía para operar todos los componentes conectados a ella. ATX acepta tres tensiones en los cables que se conectan a él: 3.3 V, 5 V y 12 V. Los cables de alimentación no sólo mantienen tu tarjeta madre con vida, sino también se alimentan de tu procesador y de varios otros periféricos que podrías haber agregado que no obtienen energía directamente de la fuente.


Bus de periféricos

Este bus periférico tiene una ranura AGP (marrón) con varias ranuras PCI (blanco).

Tu bus de periféricos te da el espacio para muchas tarjetas de expansión diferentes (es decir, una tarjeta gráfica o de sonido). Una típica tarjeta madre ATX incluye al menos dos y como máximo ocho ranuras de expansión. Las ranuras de expansión en las tarjetas ATX se presentan en forma de rannuras PCI, AGP y PCI Express, aunque pueden existir otras.