Cómo organizar los archivos en una Mac

Por christopher capelle

Crea una nueva carpeta en tu escritorio (Apple- Shift-N) y nómbrala "Archivos del escritorio para clasificar". Arrastra todos los archivos y carpetas de tu escritorio a esta carpeta. Crea una segunda también en el escritorio y llámala "Archivos del disco duro para ordenar". Arrastra todos tus archivos personales y carpetas que estén en tu disco duro a esta carpeta (lo que no incluye las carpetas de Aplicaciones, Librerías, de Sistema y de Usuarios). Además del ícono del disco duro, los únicos elementos en tu escritorio deberían ser estas dos carpetas.

Crea una tercera carpeta en tu escritorio y dale un nombre que indique que esta es la principal, quizás algo como "Carpeta maestra". Haz doble clic en ella y crea las siguientes carpetas dentro de ella: "Admin", "Casa", "Trabajo". Esto significa que cada uno de tus archivos y carpetas estarán en una de estas tres subcarpetas. Cada una de ellas tendrá dos o más subcarpetas dentro que te permitirán encontrar cualquier cosa rápidamente. Nota que esta es la estructura de archivos más simple para el usuario hogareño. Los usuarios de Mac en el trabajo o aquellos que trabajan por su cuenta podrían requerir una jerarquía de archivos más compleja.

Personaliza cada una de las carpetas agregando subcarpetas adaptadas a tus necesidades específicas. Por ejemplo, las de "Admin" podrían incluir información de seguros, los registros familiares y el trabajo escolar y actividades de los niños. Las de "Casa" podrían incluir la información financiera, cualquier cosa que tenga que ver con los pasatiempos en casa (eBay o archivos de recetas, por ejemplo) y cualquier cosa relacionada con la casa o el hogar. Las subcarpetas de "Trabajo" podrían incluir trabajo independiente, archivos de respaldo de tu trabajo y curriculum vitae e información de búsquedas laborales.

Abre la carpeta "Archivos del escritorio para clasificar". Arrastra la ventana al lado izquierdo de tu pantalla y abre la "Carpeta maestra". Arrastra esa ventana al lado derecho de tu pantalla. Luego comienza a arrastrar los archivos a sus carpetas correspondientes dentro de la "Carpeta maestra" (o las subcarpetas apropiadas dentro de la "Carpeta maestra"). Esta es también una buena oportunidad para eliminar cualquier archivo o carpeta que sea innecesario. Repite este proceso con la carpeta "Archivos del disco duro para clasificar". Cuando ambas carpetas estén vacías, arrástralas a la papelera de reciclaje.

Utiliza un paquete de software para realizar un catálogo virtual de tus archivos. Aunque el programa Spotlight de Apple (integrado en el sistema operativo X) es lo suficientemente bueno, la mayoría de los usuarios consideran que una aplicación de terceros como Tri-Catalog hace que ubicar los archivos y carpetas sea mucho más rápido e intuitivo.

Realiza una copia de respaldo de tus archivos. En caso de falla del disco duro o robo, te estarás golpeando si no te tomas el tiempo para realizar esta copia. Los servicios profesionales de recuperación pueden costar miles de dólares, así que evítalo realizando este respaldo regularmente, lo cual es un proceso simple y económico. Se recomienda una copia de seguridad de tres niveles: una ocasional de la carpeta principal en un DVD, una Time Machine (máquina del tiempo) de la Carpeta Maestra en un disco duro externo (USB o FireWire) regularmente y una copia en línea usando uno de los servicios de copia de seguridad de datos en línea, como Mozy. Consulta la sección Referencias para obtener más información sobre estos esquemas de copias de seguridad.

Revisa tus archivos en forma anual. Es posible que quieras guardar los archivos que no tienen una importancia actualmente, pero que vale la pena mantener y renovar algunos elementos (como la hoja de cálculo de los gastos médicos anuales). La idea es mantener tu "Carpeta Maestra" eficiente y que evites la duplicación de archivos y el amontonamiento que tenías previamente.