Cómo optimizar un servidor Squid de alto rendimiento

Por chad anderson
Aprende a optimizar el servidor proxy Squid.
Creatas/Creatas/Getty Images

El Servidor Proxy Squid es uno de los proxy web y servidores caché más populares. Cuando se usa correctamente, Squid puede reducir drásticamente los tiempos de carga y el uso de ancho de banda para los sitios web a los que accedes habitualmente. En una escala menor, Squid es fácil de configurar y controlar, pero a medida que el uso del servidor se expande, puede ser necesario implementar unas pocas técnicas de optimización. Con unos pocos cambios en los archivos de configuración del servidor Squid, puedes optimizar tu servidor Squid para las necesidades de alto rendimiento.

Paso 1

Abre tu archivo /etc/squid/squid.conf con un editor de texto. Necesitarás ser administrador.

Paso 2

Cambia la opción "cache_mem" de 8MB, el predeterminado, a 32 MB. Si tu máquina tiene memoria disponible, aumentar esta opción de memoria caché puede mejorar mucho el rendimiento. Algunas personas ponen esto a 100 MB o más.

Paso 3

Añade la opción "half_closed_clients" para ponerla en "off" en el archivo de configuración. Además, cambia la opción "maximum_object_size" por "1024KB" para mejoras menores.

Paso 4

Indica tus servidores de nombres DNS usando la opción "dns_nameserves". Esto es importante puesto que Squid se queda atascado cuando hace búsquedas de DNS.

Paso 5

Añade las opciones "cache_swap_low" y "cache_swap_high" que ayudan a determinar cuando Squid empezará a vaciar la caché. Esto es importante para mantener la caché dentro de unos límites razonables y accesibles rápidamente.

Paso 6

Ajusta la opción "memory_pools" en "off" para que Squid libere la RAM que no está usando el servidor y la coloque en la fuente de memoria.