Cómo multiplicar con un ábaco

Por michael davidson
Un ábaco puede tomar una variedad de formas y colores, pero la función es siempre la misma.
Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

El ábaco fue un precursor de la calculadora, ya que era un dispositivo que se usaba para hacer cálculos matemáticos antes de que la tecnología se hiciera más avanzada. El dispositivo se compone de un bastidor con hileras de cables. Estos cables se llenan de cuentas las cuales se puede deslizar para separarlas entre sí y de ese modo se puede sumar, restar y multiplicar. Multiplicar con un ábaco requiere un poco de concentración y la capacidad de contar.

Paso 1

Mueve la cantidad de cuentas en una fila que represente al primer número en tu multiplicación. Por ejemplo, si estás multiplicando 6 * 4, mueve seis cuentas en el bastidor. Comienza con las cuentas en la fila superior y muévelas desde la izquierda a la derecha para mantener tus cálculos más organizados y fáciles de seguir. Todas las cuentas en el ábaco deben colocarse completamente hacia la izquierda cuando se inicia el cálculo para que no te confundas.

Paso 2

Repite el paso anterior el mismo número de veces que el segundo número en la ecuación. En el ejemplo 6 * 4, se deslizarían seis cuentas hacia el lado opuesto del bastidor cuatro veces. Baja a la segunda fila del ábaco, una vez que la primera se use por completo, y continúa moviendo las filas de cuentas, de izquierda a derecha, cuando la fila inmediatamente arriba se haya agotado.

Paso 3

Cuenta el número total de cuentas que se han movido a un lado para obtener la respuesta.