Mensajes que se quedan en la bandeja de salida de Mac Mail en Snow Leopard

La mayoría de los cuellos de botella de correo saliente pueden ser fácilmente corregidos.
Por christopher capelle

No hay conexión de red

Uno de los problemas más comunes (y más simple de poner remedio) es la falta de conexión a Internet. Si no estás seguro si estás en línea, abre un navegador web (Firefox, Safari o Google Chrome) y navega por algunas páginas para confirmar que estás en línea. Si trabajas inalámbricamente, revisa que estás conectado a la red correcta deslizando hacia abajo icono con forma de rebanada de pizza de la parte superior derecha de la pantalla.


Configuración incorrecta de servidor SMTP

Si eres un guerrero de la carretera, aprenderás a configurar SMTP.

Otro problema común, especialmente para los usuarios de computadoras portátiles, es la configuración incorrecta de servidor SMTP. La regla general es que la configuración del servidor SMTP tiene que ser reconocida por el ISP al que estás conectado actualmente. Así pues, si eres cliente de Internet de AT&T, pero estás utilizándola en un edificio en el que Comcast es proveedor de Internet, debes utilizar la configuración SMTP de Comcast, no de AT&T.


Dirección inválida o incorrecta

Las direcciones de Mac Mail puede ser inválidas debido a errores tipográficos.

Una dirección de correo electrónico introducida incorrectamente evitará que los mensajes sean enviados. Dejar fuera el sufijo (.com, .net, etc) es un error común, y otro es escribir mal el símbolo "@". Incluso si la dirección mal escrita es una de muchas en el campo de destinatario, esto evitará que salga el correo electrónico por completo de la bandeja de salida.


Archivo adjunto grande

Si un correo electrónico con un archivo adjunto (o varios archivos) se ha quedado atascado en la bandeja de salida, debes revisar el tamaño de los archivos adjuntos. Cada ISP establece sus propios límites en el tamaño de los archivos adjuntos y, además, muchos administradores de redes corporativas también establecen el tamaño de los archivos adjuntos entrantes y salientes. No importa si vas a enviar desde tu casa o lugar de trabajo, revisa tus archivos adjuntos. Puedes ser capaz de utilizar una utilidad como StuffIt para reducir el tamaño de los datos adjuntos, o puedes distribuir los archivos adjuntos en dos (o más) correos electrónicos para un mismo destinatario.


Cuenta fuera de línea

Una simple revisión de tu estado de conexión puede solucionar el problema.

Una peculiaridad no muy popular exclusiva de Apple Mail es su tendencia a tener tu cuenta "fuera de línea" sin ninguna razón. El porqué Apple hace esto no está del todo claro, ya que una cuenta "fuera de línea" está desactivada y no es funcional para el envío y recepción de correo electrónico. Así que si estás teniendo problemas para enviar un mensaje de correo electrónico, asegúrate de que "todas las cuentas están en línea" en el menú "Buzón" que está activado.