Cómo mejorar la refrigeración de la CPU de una portátil

Puedes comprobar la temperatura de la CPU en muchas computadoras reiniciando y pulsando la tecla adecuada para entrar en la BIOS del sistema.
Por gregory hamel

Paso 1

Utiliza siempre el equipo portátil sobre una superficie dura. Las superficies blandas, como la ropa o almohadas sofocan la ventilación y obstaculizan la refrigeración de la CPU.


Paso 2

Eleva el equipo portátil por encima de la superficie de trabajo tanto como sea posible. Cuanto más espacio haya entre la parte inferior de la portátil y la superficie en la que estás trabajando, más fácil será para que el calor se escape. Puedes comprar soportes para equipos para servir a este propósito; otra opción es el uso de parches adhesivos diseñados para las patas de las sillas en las cuatro esquinas de la computadora portátil.


Paso 3

Usa una lata de aire comprimido para soplar el polvo fuera de la ventilación del ventilador de la computadora portátil. Éstas casi siempre utilizan un ventilador interno para ventilar el calor fuera de la computadora. Dado que el espacio es limitado, pueden recoger fácilmente el polvo y reducir la eficacia de la refrigeración de la CPU. Soplar el polvo con una lata de aire puede mejorar la ventilación.


Paso 4

Usa menos programas y reduce la configuración del rendimiento. Las computadoras portátiles son menos potentes que las de escritorio; exigir demasiado de una portátil puede hacer que la CPU se caliente. Prueba ejecutar sólo un programa a la vez y ejecuta aquellos programas como juegos, para que funcionen en configuraciones de gráficos más bajos.


Paso 5

Utiliza la alimentación de CA siempre que sea posible. Las baterías de las portátiles se calientan mucho cuando están en uso, lo que puede hacer que las CPU funcionen de manera más caliente. Conecta tu portátil cada vez que puedas, para reducir la temperatura de la batería.