Cómo limpiar tus auriculares para que queden como nuevos

Limpiar los auriculares es esencial para que vuelvan a estar pulcros y a sonar con toda su potencia.
Por pablo gowezniansky

Desarmar los auriculares

Lo primero que tendrás que hacer es desarmarlos.

Los auriculares in-ear, también llamados intrauriculares, son un modelo altamente popular dentro del mundo de la música. Te permiten aislar el sonido del entorno ya que se introducen en la parte interna de la oreja, facilitándote recibir mejor el sonido. Pero con el tiempo el cerumen natural de las orejas los va ensuciando y desgastando. Es entonces que necesitarás poner manos a la obra. Lo primero que tendrás que hacer será desarmarlos: retira los tapones de silicona. Verás que se extraen con facilidad.


Limpiar los tapones

Utiliza el agua para limpiar los tapones.

Una vez que hayas extraído los tapones de silicona, su limpieza es sencilla. Utiliza simplemente el agua para quitar cualquier suciedad que encuentres. Hazlo hasta que queden impecables. Con la silicona no debes utilizar alcohol, ya que dañarás el material y acortarás su vida útil.


Secado de los tapones

Prioriza el secado con el aire.

Lo mejor para secar los tapones es que seas paciente y lo dejes durante el tiempo que sea necesario para que el propio aire lo seque por completo. De lo contrario, si utilizas un trapo podrías traspasarle residuos del propio trapo a la silicona, y el trabajo de limpieza quedará incompleto.


La zona metálica

Pasa con cuidado un trapo sobre la zona metálica.

Debajo de los tapones se encuentra una zona metálica. Aquí sí, con mucho cuidado, puedes pasar un trapo con una mínima cantidad de alcohol. De esta manera la limpieza llegará a otro nivel, ya que removerás bacterias que con el solo agua no pueden salir. Recuerda que los auriculares están en permanente contacto con tus oídos; mientras más limpios estén, más estarás cuidando tu salud.


Armado de los auriculares

Luego de la limpieza, notarás cómo la calidad del sonido ha mejorado.

Procede al ensamblado de auriculares con precisión y paciencia. En el caso en que sea necesario, la parte metálica puede ser directamente cambiada; algunos auriculares traen un reemplazo dentro de su empaque nuevo. Si lo has hecho, asegúrate de colocarlos correctamente. Luego pon los tapones. Notarás cómo la calidad del sonido ha aumentado.