Cómo limpiar una tarjeta madre

Debes tener cuidado para no dañar ningún componente.
Por contributor

Paso 1

Remueve la tarjeta madre de la caja de la computadora. Saca cualquier ventilador, tarjeta de memoria o de vídeo de la tarjeta madre.


Paso 2

Rocía la tarjeta madre con una lata de aire comprimido. Este se puede comprar en tiendas de artículos de oficina y también se le llama aire removedor de polvo. Rocíalo sobre la tarjeta madre para remover cualquier polvo o suciedad que esté atrapada en ella.


Paso 3

Moja un cepillo suave, como un cepillo de dientes Nuevo con cerdas suaves, con agua destilada. No uses agua del grifo porque los minerales pueden causar acumulamientos o daños en los componentes de la tarjeta madre. Cepilla cualquier área que el aire comprimido no haya limpiado muy suavemente. Si la frotas muy fuerte corres el riesgo de dañarla o romperla.


Paso 4

Toma un paño libre de pelusa y seca la tarjeta madre con alcohol de frotar. Frotar alcohol removerá cualquier suciedad olvidada o partículas de polvo y ya que es más puro incluso que el agua destilada, esto limpiará cualquier residuo.


Paso 5

Pon la tarjeta madre a secar. Puedes usar una secadora del cabello en una configuración de calor baja durante unos minutos para secar el alcohol y el agua, pero es mejor dejarla secar durante la noche para asegurarte que esté completamente seca.


Paso 6

Vuelve a instalarla una vez que estés seguro que está seca. Conecta todos los ventiladores u otros componentes que hayas removido y entonces ponla en su lugar dentro de la cubierta de la computadora.