Cómo limpiar las manchas de polvo dentro de un proyector DLP

Un proyector limpio permite una imagen clara y fresca.
Por richard kalinowski

Paso 1

Retira los filtros de aire interiores de tu proyector DLP. Como lo explica InFocus, un fabricante de LCD y proyectores DLP, cada modelo contiene sus filtros en diferentes lugares. Sin embargo, para la mayoría de los productos de proyectores DLP, los filtros son accesibles con tan solo quitar un gancho de plástico.


Paso 2

Limpia los filtros de aire con un trapo mojado en alcohol para frotar.


Paso 3

Sopla aire comprimido en los ventiladores de las unidades. Esto provocará que el polvo del interior salga del proyector DLP, pero aún así deberás abrir la unidad para retirar polvo adicional.


Paso 4

Quita la cubierta principal de tu proyector DLP. Como los proyectores DLP necesitan reemplazos de lámparas periódicamente, la cubierta principal rara vez se sujeta con tornillos y tuercas. Pero si la cubierta no sale fácilmente, busca tornillos o algún otro tipo de seguro.


Paso 5

Encuentra y retira el polvo visible con una servilleta de papel. Evita tocar los lentes ya que las huellas de los dedos pueden afectar la calidad de la imagen del proyector. Si por accidente tocaste algún lente, límpialo con un trapo de microfibra seco.


Paso 6

Rocía aire comprimido en tu proyector para quitar partículas de polvo que hayan quedado.


Paso 7

Cierra el proyector y vuelve a colocar los filtros.