Cómo limpiar cartuchos de tinta de impresora con agua hirviendo

Por kenneth coppens
Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images

Llenar cartuchos vacíos con tinta nueva es una manera simple de ahorrar dinero. Sin embargo hay algunas complicaciones que conlleva hacerlo. Uno de los problemas más comunes con los que la gente se encuentra es que los cabezales se secan, lo que previene que la tinta fresca salga. Hay productos hechos especialmente para este problema, pero por lo general son caros e innecesarios. Los cartuchos de tinta pueden limpiarse y restaurarse con unos cuantos elementos que es probable que ya tengas en tu casa.

Paso 1

Vierte una taza de agua en una olla y colócala en la estufa. Ponla a fuego alto.

Paso 2

Remueve la olla del fuego una vez que comience a hervir.

Paso 3

Vierte el agua hirviendo en un contenedor de cerca de media pulgada (1,27 cm) de profundidad. Debe ser suficientemente grande para que quepa el cartucho de tinta. No uses un contenedor de plástico fino, ya que el agua hirviendo puede derretirlo.

Paso 4

Agrega media cucharada de amoníaco al agua.

Paso 5

Coloca el cartucho con las boquillas hacia abajo en al agua. Déjalo remojar por dos minutos y entonces sécalo en una toalla de papel. Si se ve tinta en la toalla de papel, entonces el cartucho ha sido destapado. Si no se ve, repite el proceso otra vez hasta que la tinta salga.