Cómo limpiar una antena parabólica para mejorar la recepción

Cómo limpiar una antena parabólica para mejorar la recepción.
Por burke moeller

El proceso


Paso 1

Apaga el receptor de satélite. Ésta es la unidad cerca del televisor en tu casa.


Paso 2

Si tu antena parabólica se encuentra en el techo, lo más probable es que necesites una escalera para acceder al tejado. Coloca la escalera firmemente en el suelo y en un ángulo de 20 grados lejos de la pared. No coloques la escalera de modo que quede completamente paralela a la pared. Tu peso (incluso si eres delgado) hará que la escalera se caiga hacia atrás a medida que asciendas. Se pueden producir lesiones graves o la muerte. La mayoría de las nuevas escaleras tendrán una pegatina en un lateral que muestra las instrucciones detalladas de colocación. Sigue estas instrucciones meticulosamente. Lo ideal es tener alguien que sostenga la escalera firmemente mientras subes. Además, ten máxima precaución al caminar sobre el tejado.


Paso 3

Una vez que estés delante de la antena parabólica, límpiala con un paño seco si el agua se ha acumulado en el plato o en el LNB. La mayoría de los platos de satélite están recubiertos con un material resistente al agua, pero este material puede desgastarse con el tiempo.


Paso 4

En la temporada de otoño, las hojas de los árboles cercanos se pueden acumular en el plato. Remuévelas ya sea a mano o con un paño seco. También asegúrate de que ninguna hoja se haya acumulado en el LNB.


Paso 5

Si vives en un área que recibe nieve, hielo o aguanieve, trata la antena parabólica con un anticongelante líquido antes de la primera tormenta. Muchas marcas de anticongelante se pueden comprar con un rociador. Otras marcas pueden ser compradas en una jarra de plástico, en cuyo caso tendrás que verter el líquido en un rociador vacío. En cualquier caso, rocía el líquido anticongelante sobre el plato del satélite. Esto evitará que la nieve, aguanieve y hielo se peguen a la antena parabólica.


Paso 6

Si ya has experimentado una tormenta severa, aún es relativamente fácil eliminar el hielo, la nieve y el aguanieve de la antena parabólica. Rocía un lubricante de silicona WD-40 (WD significa "desplazamiento de agua", por sus siglas en inglés), o un limpiador de horno de silicio (por ejemplo, Pam, Easy-Off, etc) directamente sobre la nieve, el hielo o aguanieve que se encuentra en la antena o LNB. El material congelado debería deslizarse en pocos minutos.


Paso 7

Usa una toalla para secar la antena parabólica y el LNB.


Paso 8

Rocía el líquido anticongelante en la antena parabólica.


Paso 9

Enciende el receptor de satélite.