Cómo hacer un intercomunicador con un teléfono viejo

Por contributor
Si quieres comunicarte con alguien en otro cuarto o piso sin tener qué gritar o usar un teléfono celular, considera ensamblar e instalar un sistema de intercomunicación alámbrica.
Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Si quieres comunicarte con alguien en otro cuarto o piso sin tener qué gritar o usar un teléfono celular, considera ensamblar e instalar un sistema de intercomunicación alámbrica. Tu voz en el intercomunicador sonará tan clara, tal como si fuera de una llamada telefónica. No tendrás qué comprar un sistema caro de intercomunicación si tienes disponibles teléfonos viejos. En su lugar, utiliza unas cuantas partes electrónicas para convertir esos equipos en un intercomunicador improvisado.

Paso 1

Une con cable los dos enchufes del teléfono, emparejando con su color. Pela el alambre por 1 pulgada (2,5 cm) y atornilla el enchufe, asegurándote de que quede con el color correspondiente. Verde irá con rojo, y rojo con verde.

Paso 2

Corta uno de los alambres por el centro donde quieras instalar la batería. No es importante el color en el que hagas el corte. Pela los cables por 1 pulgada (2,5 cm).

Paso 3

Suelda tu resistencia de 680 ohm y 1/2W por un extremo de los cables que acabas de cortar. Une el otro extremo de la resistencia a la terminal positiva de la batería.

Paso 4

Une el otro extremo del cable cortado al lado negativo de la batería. Ya habrás terminado y contarás con un intercomunicador. Necesitarás cargar la batería cuando se necesite con un cargador específico para batería del tipo que compraste.