Ideas para crear un nickname original

Un nickname es casi una doble identidad.
Por mercedes rivero

Algo descriptivo

Debe describir algún rasgo.

Hay rasgos de cada personalidad que sobresalen automáticamente. También sucede con cuestiones físicas. Las personas suelen distinguirse por ciertos factores que hacen que cada una sea única e irrepetible. "María-Ojos-Pardos", "Julián.El.Largo" e infinidad de ejemplos pueden sugerirse en estos casos. Poner énfasis en estas características puede ser una gran elección: que el mundo cibernético sepa quién está del otro lado de la pantalla a través de un nickname.


Ficción pura

La posibilidad de algo completamente distinto.

No todo en la Internet es trabajo y seriedad. Si el nickname elegido se utilizará simplemente para esparcimiento, no tiene por qué ser tan estricto. Figuras mitológicas, ídolos, personajes ficticios y demás pueden ayudar a elegirlo. "Atenea", "Diosa.De.Nueva.York" o "Tutankamón" bien podrían ser parte de este tipo de nicks. Después de todo, pocas son las posibilidades que la gente tiene de volver a ponerse un nombre.


El factor sensual

Un nick para el amor.

En las redes sociales más de una vez aparecen nicknames como "Reina-Del-Amor", "Afrodita" o "Rubio.Y.Musculoso" que apuntan directamente a la conquista. Para atraer al posible interesado, una buena dosis de sensualidad y erotismo pueden colaborar con la causa. Otra vez aparece aquí la posibilidad de destacar características intelectuales o físicas. Pero resulta más que interesante y ayuda a la imaginación hacer un mapa mental de la persona del otro lado de la computadora sólo a través de su nick.


Serio y definitivo

Un nick para trabajar.

No todo es jocoso, efímero y divertido en la Internet. Para quienes trabajan en la web y no pretenden un perfil formal, lo mejor es utilizar datos claros, precisos y reales. Nombre, apellido, año de nacimiento, ciudad que habita, país de origen o profesión pueden mezclarse para un nickname de este tipo: "JuanArquitectura", "SofíaPrensa" o "Raúl1981" sirven a modo de ejemplo para estos casos. Cuando se aspira a uno de este estilo, claramente los sitios a visitar serán de otra clase y, claramente, no serán aquellos en los cuales hay que tener suma precaución.