¿Por qué se ha hinchado la batería de mi teléfono móvil?

Deshazte de las baterías de teléfono celular dañadas de inmediato.
Por tommy charles

Componentes de batería

La mayoría de baterías de teléfono celular contienen una mezcla de ion-litio. El litio es un metal alcalino, y su ion simplemente tiene más electrones que protones. La batería también contiene un electrodo positivo y uno negativo, y cuando la usas, los iones de litio se mueven de uno a otro, creando una carga eléctrica. Bajo circunstancias normales, los iones de litio pueden continuar absorbiendo y disipando la energía. Sin embargo, si expones la batería a ciertas condiciones, su química puede cambiar, causando efectos no deseados.


Daño por agua

La batería de tu teléfono celular es extremadamente sensible al agua. La carcasa de plástico proporciona algo de protección; sin embargo, si expones los electrodos de metal al agua, pueden corroerse y volverse inefectivos. Las fugas de agua dentro de la carcasa de la batería pueden causar que ésta aparezca hinchada. Deshazte de esta batería de inmediato, porque el disolvente de litio puede ser dañino si entras en contacto con él. Si el teléfono ha estado sumergido en agua, suele ser suficiente para causar daño por agua a la batería si no hay un buen sellado entre ésta y el teléfono.


Daño por calor

El disolvente de litio que lleva la carga de electrodo a electrodo es extremadamente sensible al calor. Si expones el teléfono a temperaturas que excedan considerablemente los 77 grados Fahrenheit (25º Celsius), la batería puede perder su habilidad de mantener la carga con el tiempo. Ésto se considera normal. Sin embargo, si la expones continuamente a temperaturas más altas, puedes causar que la mezcla de ion-litio rompa la celda, lo que puede causar que la batería aparezca hinchada. La mayoría de baterías de ion-litio contienen seguros que evitan que operen en temperaturas extremas, pero no hay garantía de que funcionen en cada caso.


Prevención

Evita que ocurra un daño de este tipo no exponiendo tu teléfono a temperaturas extremas y entornos no seguros. Por ejemplo, no lleves tu teléfono móvil cerca de piscinas o dentro de saunas. En los calurosos días de verano, mantén el teléfono y otros aparatos electrónicos fuera de la luz solar directa.