Cómo guardar tus colores RGB a CMYK en GIMP

Por william garmany
En la impresión de fotografías, el negro utiliza la mayor parte de la tinta para obtener detalle, de modo que tener el color negro como uno de los colores primarios ayuda a mantener el realismo de las fotos.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

GIMP (Programa de manipulación de imágenes GNU) es un programa de gráficos potente con muchas opciones. CMYK (cian-magenta-amarillo "negro") es el proceso de conversión utilizado para la impresión. Tu monitor y tu TV usan RGB (rojo-verde-azul) para formar todos los colores, siendo el blanco la combinación de todos los colores y el negro la ausencia de color. En CMYK, el blanco es la ausencia de color y el negro es una combinación de todos los colores. En la impresión de fotografías, el negro utiliza la mayor parte de la tinta para obtener detalle, de modo que tener el color negro como uno de los colores primarios ayuda a mantener el realismo de las fotos.

Paso 1

Navega hasta el sitio web "Separate+" (ver Recursos). Descarga la última versión de "Separate+".

Paso 2

Descarga el archivo "Separate+". El archivo se extraerá en unos segundos. Haz doble clic en la carpeta "Separate+-0.5.8" seguido de "Bin".

Paso 3

Haz clic en "separate.exe", y luego selecciona "Copiar". Abre"Explorador", haz clic en "Inicio", escribe "Explorador" en la barra "Ejecutar" y presiona "Intro". Ve hasta "bin\win32" y abre la carpeta. Haz clic en la carpeta y selecciona "Pegar" para copiar el archivo ejecutable en la ubicación correcta. Haz doble clic en el archivo para instalarlo.

Paso 4

Abre una imagen en GIMP haciendo clic en "Imágenes", seguido de "Separate" y "Separate" de nuevo. Selecciona "Conservar Negro puro" marcando la casilla en la importación de la imagen antes de hacer clic en "OK".

Paso 5

Guarda como CMYK haciendo clic en "Imágenes" seguido por "Separate" y "Guardar".