Cómo hacer funcionar baterías descargadas

Por paul vaughn

Paso 1

Coloca las baterías sobre tu cocina a gas o eléctrica (nunca dentro del horno). Calienta el horno a 350 grados Fahrenheit (177 grados Celsius). Será más conveniente hacerlo cuando estés cocinando algo, para no desperdiciar energía.


Paso 2

Deja reposar las baterías por cerca de una hora. El calor de la cocina causa que los electrones y protones se "exciten", despidiendo más energía por un periodo corto de tiempo hasta que la batería asume la temperatura del ambiente y los electrones y protones reducen sus estados de estática. Esta técnica te dará entre 30 a 60 minutos de vida de batería antes de ingresar nuevamente a temperatura ambiente y agotarse completamente.


Paso 3

Como segunda opción, congela las viejas baterías. Toma las baterías que quieres cargar y colócalas en el congelador (freezer), no en el refrigerador ya que no existe la suficiente diferencia en temperatura.


Paso 4

Deja que las baterías reposen por 30 minutos y sácalas del congelador. Mientras incrementa la temperatura en las baterías, los electrones y protones se "excitan" y crean energía por un corto periodo de tiempo. Cuando la batería vuelven a temperatura ambiente, toda la energía se habrá ido y la batería estará completamente muerta.