¿Cómo funciona un tocadiscos?

Las ondas de sonido son impresas directamente en el vinilo como surcos.
Por stephen lilley

Discos de vinilo

Para comprender cómo funciona un tocadiscos, uno debe primero entender exactamente cómo un disco de vinilo almacena la información de sonido. El sonido está hecho de "ondas", que esencialmente son una representación visual de la información sonora.

Cuando los discos son impresos, estas ondas de sonido son impresas directamente en el vinilo como surcos. Estos surcos cambian basados en factores como la frecuencia o la amplitud, para reproducir el sonido exactamente como fue grabado y mezclado en un estudio.


Reproduciendo el audio

Cuando un disco se coloca en un tocadiscos, la púa viaja del borde exterior del disco hacia el borde interior a lo largo de surcos circulares. La aguja recoge la información contenida en los surcos y la traduce en vibraciones. Estas vibraciones son recogidas por el "diafragma" del tocadiscos. Esto es esencialmente lo que traduce los surcos del plástico en información auditiva. En este punto, el tocadiscos envía la información de audio a cualquier receptor estéreo al que esté conectado, punto en el cual los altavoces reproducirán el audio exactamente como fue mezclado en el estudio de grabación.

La velocidad y el tono del audio de un disco también pueden ser ajustados simplemente modificando la velocidad a la que gire.


Mezcladora

Al conectar una "mezcladora" a la configuración de tu estéreo, puedes cambiar aún más la configuración que permite un tocadiscos. Una mezcladora te permite alterar las configuraciones de ecualización, lo cual puede ajustar los agudos, los bajos y otras cualidades de audio para que quede justo como el usuario lo desee. También te permite reproducir múltiples pistas a la vez. Esto puede ser clave si el usuario está produciendo discos caseros a partir de discos de vinilo.