Cómo funciona el teclado virtual proyectado

Los teclados de tamaño completo que son simplemente luz pueden ser útiles para los viajeros y los usuarios de teléfonos inteligentes.
Por michael batton kaput

Identificación

Un teclado virtual, o una proyección, consiste de una luz proyectada en una superficie. Cuando un usuario toca las imágenes iluminadas de las teclas proyectadas en un escritorio, la mesa de la cocina u otra superficie, la computadora responde exactamente como si el usuario estuviese utilizando un teclado físico. Esta capacidad de poder escribir en un teclado virtual de tamaño real es una ventaja significante al usar un teléfono inteligente o una netbook, a los cuales les hace falta un teclado normal.


El láser y los sensores

La parte más visible de este tipo de teclado es un asistente visual. El láser proyecta luz para crear la imagen de un teclado de tamaño real. Cuando tocas estas teclas, la computadora registra el "golpe". El láser es simplemente una referencia visual, otros sensores adicionales proyectan un campo paralelo a la superficie (y a menudo sólo a una distancia muy corta sobre la luz del teclado láser) que registra el movimiento de tus dedos.


"Golpecitos"

Los sensores registran el movimiento de tus dedos, la ubicación del "golpe" y transmiten la información a la computadora. Esta luego registra el "golpe" en el procesador de textos, web o programa. Como resultado, el teclado proyectado funciona exactamente como un teclado físico, el cual también registra los "golpes" y los transmite a la computadora.


Ventajas y limitaciones

Los teclados proyectados pueden ser una solución ideal para los usuarios de teléfonos inteligentes que desean escribir mensajes más largos o notas en un teclado normal. Esta tecnología les puede ofrecer un teclado al paso, sin el peso y sin tener que cargar una computadora grande o un teclado. Sin embargo, los teclados virtuales requieren una superficie completamente plana para registrar los "golpes" y no puedes apoyar tus manos en el teclado sin escribir tonterías.