Qué fuente es más fácil de leer en papel

Las diferentes fuentes impactan en cuán fácil es leer los documentos impresos.
Por stephanie maatta

Tipos

Las serifs aparecen como líneas pequeñas en las partes superiores e inferiores de los caracteres.

Serif es un término de tipografía que se usa para describir la ornamentación en los caracteres. Aparece en las partes superiores e inferiores de los caracteres individuales formando un pie perpendicular. Las fuentes serif incluyen a Bookman Old Style, Courier, Garamond y Times New Roman.

Las fuentes sans serif no incluyen ningún tipo de ornamentación. Aparecen como líneas rectas sin ningún adorno. Algunas tienen partes superiores con curvas para lucir más suaves y amistosas al momento de leer. Las fuentes sans serif incluyen a Arial, Calibri, Franklin Gothic y Helvetica.


Beneficios para la lectura

Las fuentes le ofrecen diferentes beneficios al lector.

Las fuentes sans serif producen caracteres que son fáciles de distinguir cuando están impresos, lo que da lugar a un texto limpio y legible, y hace que sea mejor para los lectores pequeños y principiantes, según SIL International. Las fuentes serif se usan para ayudar al lector a mantener su atención visual en una línea recta, siguiendo la dirección de la línea ornamental; esto hace que sean una opción ideal para los lectores más experimentados.


Tamaño de fuente

Los tipos de fuentes más grandes son más fáciles de leer cuando están impresos.

El tamaño tiene un papel importante en definir cuán fácil una fuente es para la lectura. El tamaño hace referencia a cuán chicos o grandes aparecen los caracteres impresos. El texto claro y grande en papel es el más fácil de leer. Usar una fuente de tamaño grande hace que las serif sean más fáciles de leer y mejora la apariencia del documento.