Cómo fotografiar muebles

Aprende a hacer fotos nítidas y bien iluminadas de los muebles.
Por diane kuriluk

Paso 1

Encuentra un espacio grande para colocar los muebles. Trata de encontrar un espacio que sea tres veces más ancho que los muebles que vas a fotografiar. Por ejemplo, el lugar ideal para fotografiar un sillón de 2 1/2 pies (76,2 cm) de ancho deberá dejar 7 1/2 pies (228,6 cm) de espacio a cada lado del mueble.


Paso 2

Coloca un fondo de estudio. Un telón de fondo blanco se asegura que los muebles no se mezclen con él. Un fondo blanco hará que la post-producción sea más fácil si el objetivo es resaltar un solo mueble.


Paso 3

Utiliza el lente más largo que puedas manejar en tu espacio, muchos fotógrafos usan lentes de 210 mm. Los lentes de gran angular distorsionan las líneas de la imagen. El objetivo es fotografiar los muebles como los ves con los ojos.


Paso 4

Elige una configuración de iluminación en base a la superficie de los muebles. Diferentes superficies requieren un posicionamiento diferente de las luces. Los muebles pintados y tapizados no reflejan mucho la luz y quedan bien en con luz abierta, en vez de fuentes de luz enfocadas. Puedes usar un caja de luz o un paraguas para suavizar y aumentar la fuente de luz. Rebota la luz a un techo de color blanco para lograr un efecto similar. Usa la luz natural si hay una ventana cerca. No te fíes del tungsteno artificial o de la luz fluorescente en el interior del estudio.


Paso 5

Coloca los muebles delante de la lente de tal manera que captures la parte frontal, lateral y superior en una sola imagen. Es posible que tengas que mover la fuente de luz alrededor del objeto y tomar exposiciones múltiples para lograr la correcta. Compila las imágenes en post-producción para lograr la iluminación correcta a cada lado. Asegúrate de mantener la cámara en el trípode y el mobiliario en el mismo lugar; sólo mueve la fuente de luz.