Cómo fabricar una cámara espía con una cámara digital

Por eric sievers
Convierte cualquier cámara digital en una cámara espía.

Cualquier cámara digital tradicional que sea capaz de capturar video (la mayoría son capaces de hacerlo) puede ser transformada fácilmente en una cámara espía. Una cámara espía es simplemente una cámara de video oculta. Camuflando la cámara digital, la puedes usar como una cámara espía para revisar posteriormente lo que ha grabado.

Paso 1

Haz algún reconocimiento para decidir dónde quieres ocultar la cámara espía. Elige un lugar que permita que la cámara grabe exactamente lo que deseas espiar, pero deja un espacio amplio para que los espiados se mantengan enfocados si se mueven alrededor.

Paso 2

Ajusta la cámara en el modo de video.

Paso 3

Ajusta la cámara para grabar en su calidad de video más baja. Asegurará que el tiempo de grabación se maximice.

Paso 4

Ajusta el zoom del lente para que abarque toda la panorámica, así permitirás que una mayor cantidad de la habitación quede enfocada en caso que las personas se muevan.

Paso 5

Cubre cualquier parte de la cámara que emita luz; esto incluye la pantalla LCD en la parte posterior y cualquier LED que indique que la cámara está encendida.

Paso 6

Oculta la cámara aún más adicionando camuflaje.

Paso 7

Coloca la cámara en una ubicación preseleccionada. Enciéndela y presiona grabar.